El Betis quiere seguir soñando en su regreso a Primera, donde lleva un pleno de tres victorias en tres partidos, y obtener un nuevo triunfo mañana ante el Zaragoza, un rival de su "liga" particular, que llega motivado tras imponerse al Espanyol.

El buen juego y las estadísticas en los enfrentamientos en la última década son los argumentos del equipo bético para afrontar con éxito su encuentro ante un Real Zaragoza que parece se ha recuperado del "varapalo" de su debut ante el Real Madrid (0-6) con su empate en Vallecas y la victoria ante Espanyol.

El equipo que dirige Pepe Mel quiere aprovechar la inercia de los resultados de la última década, en la que el triunfo le ha sido favorable en tres ocasiones -la última en la temporada 2007/08, por dos a uno-, ha empatado en dos, y tan solo sucumbió en una: 0-1 en la campaña 2001-02, aunque tiene la baja del central canario Mario Álvarez, expulsado en San Mamés, que cubrirá Antonio Amaya.

La ausencia del zaguero canario se une a la ya consabida del goleador Rubén Castro, de baja por un esguince de tobillo de grado 2-3 del ligamento peroneo-astragalino anterior, y la duda del paraguayo Roque Santa Cruz, con sobrecarga muscular.

La primera victoria del Zaragoza frente al conjunto "periquito" ha sido un bálsamo para el equipo tras los dos primeros encuentros, por lo que el técnico mexicano Javier Aguirre intentará plantear un partido en el que el objetivo sea controlar al rival.

Todo parece indicar que para intentar frenar al conjunto verdiblanco apostará por el mismo equipo que derrotó al conjunto del argentino Mauricio Pochettino con sólo dos cambios, el obligado por lesión del portugués Fernando Meira, sustituido por su compatriota Pablo Barrera para buscar una mayor posesión de balón, y el de Abraham por Paredes en el lateral izquierdo.

Aguirre ha preferido no arriesgarse con la posibilidad de hacer jugar a Meira para evitar que la sobrecarga que padece en el gemelo de la pierna izquierda pudiera desembocar en una lesión más grave, pensando en que el próximo domingo hay otro encuentro, contra el Villarreal, y para el que cuenta con el luso.

La baja de éste, unida a la de Edu Oriol, hace que el técnico sólo cuente con 18 jugadores de la primera plantilla para afrontar el duelo, a los que se ha unido el jugador del filial Jorge Ortí.

La presencia del delantero entre los citados es como medida de precaución, ya que Helder Postiga sufrió una fuerte contusión lumbar el pasado domingo y aunque todo indica que está recuperado, Aguirre prefiere no verse sorprendido por si le se pudieran reproducir los problemas físicos al internacional portugués.

Alineaciones probables:

Betis: Casto, Chica, Amaya, Dorado, Nacho; Iriney, Beñat, Salva Sevilla; Jefferson Montero, Santa Cruz o Jorge Molina y Jonathan Pereira.

Zaragoza: Roberto; Juárez, Mateos, Da Silva, Abraham; Ponzio; Lafita, Rúben Micael, Luis García, Barrera; y Helder Postiga.

Arbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz (c.valenciano).

Estadio: Benito Villamarín