El abridor Corey Luebke lanzó una gran pelota para silenciar al bateo de los Rockies de Colorado que perdieron 8-2 ante los Padres de San Diego en duelo de equipos de la División Oeste de la Liga Nacional que están ya eliminados de la fase final.

Luebke no permitió imparables hasta la sexta entrada y los jardineros Cameron Maybin y Aaron Cunningham pegaron sendos jonrones para apoyar el bateo productivo de los Padres.

Maybin, Cunningham y Jason Bartlett batearon cada uno dos imparables para los Padres, que han ganado tres de cuatro partidos.

Luebke (6-9) trabajó siete entradas para permitir un hit con dos carreras limpias, dio dos bases por bolas y abanicó a siete bateadores rivales.

El segunda base Mark Ellis conectó un vuelacercas para los Rockies, el único imparable que bateó el equipo de Colorado, que ha perdido cinco partidos consecutivos y seis de los últimos siete disputados.

Los Padres nunca han lanzado partido sin recibir hits en sus 43 años de historia y 19 veces han mantenido a los rivales sin batear imparables hasta la octava entrada.

La última vez fue el 9 de julio, cuando cinco lanzadores mantuvieron a los Dodgers de Los Angeles sin batear indiscutibles hasta el octavo episodio y dos tercios, antes de que el segunda base dominicano Juan Uribe conectara un doblete.

La derrota fue para el abridor derecho Kevin Millwood (3-3), que trabajó tres entradas y un tercio para espaciar nueve imparables con siete carreras --seis fueron limpias-- permitidas, dio una base por bolas y sacó sólo un ponche.