El veterano piloto estadounidense Tony Stewart venció hoy en la carrera inicial del 'Chase' de la Copa Sprint de Nascar y firmó así el primer podio en lo que va de la temporada.

La carrera, que fue aplazada el domingo por la lluvia, se corrió en el autódromo Chicagoland Speedway de 'la ciudad de los vientos'.

Stewart, que no había tenido su mejor temporada, y además comenzó la carrera en el puesto 26, esta vez tuvo uno de los mejores coches en la pista y lo aprovechó para recordar su condición de dos veces campeón de la competición Nascar.

El triunfo de Stewart, de 40 años, que había sufrido de migraña durante todo el domingo, cuando la carrera fue aplazada por la lluvia, fue su mejor compensación a todo el sacrificio y la espera de un día más antes de poder completar la prueba y poner fin a una racha de 32 consecutivas sin conocer la victoria.

La última vez que Stewart había ganado una prueba Nascar fue en California, el pasado octubre.

Stewart fue uno de los pilotos que mejor supo administrar el combustible del último tanque, algo que le había fallado en la prueba inaugural del Chase del año pasado en New Hampshire, cuando se quedó sin gasolina con una vuelta para concluir la prueba.

La acción le iba a costar la perdida de cinco puestos en la clasificación y ya nunca más pudo recuperarse para estar en la lucha por el título de campeón del Chase.

El triunfo permitió a Stewart subir del noveno puesto al segundo de la clasificación, sólo siete puntos por detrás del líder, que sigue siendo Kevin Harvick, que le escoltó en la entrada a la meta.

El cinco veces campeón Jimmie Johnson, el líder en puntos antes de la prueba, Kyle Busch; y Matt Kenseth, que ganó la 'pole', fueron algunos de los pilotos favoritos al título que tuvieron problemas con la falta de combustible.

Harvick, que comenzó empatado a puntos con Busch, recibió la luz verde por parte de su equipo que no tuviese preocupación con el combustible y que corriese con total libertad.

Mientras que Dale Earnhardt Jr., que no había tenido una buena clasificación, también capitalizó la falta de combustible y llegó el tercero, su mejor clasificación desde el segundo puesto logrado en Kansas hace más de tres meses.

La buena clasificación permitió a Earnhardt Jr. pasar del décimo al quinto en la lucha por el título.

Denny Hamlin, que tuvo que utilizar el segundo comodín para entrar en la lucha por el 'Chase', se convirtió en el peor de los doce corredores que tienen en su poder un título de campeón.

Una vibración que le surgió en el motor le obligó a entrar a boxes y le hizo perder una vuelta con relación a los líderes. Al final, quedó relegado al trigésimo primer puesto.

El piloto colombiano Juan Pablo Montoya quedó en el decimocuarto puesto y se mantuvo en el decimonoveno puesto de la clasificación, general con 709 puntos.