Una auténtica lucha de titanes hasta prácticamente el ecuador del Gran Premio de Aragón de Moto2 acabó dando un nuevo triunfo a Marc Márquez (Suter), lo que unido a la octava plaza del alemán Stefan Bradl (Kalex), le deja a apenas seis puntos del liderato del mundial.

Márquez encadena tres victorias consecutivas y siete en lo que va de la presente temporada, por lo que ahora cuenta con 215 puntos, por los 221 de Bradl.

Sin ninguna duda ni error, desde el mismo momento en que se apagó el semáforo rojo, el español Marc Márquez (Suter) se puso al frente de la carrera, pero sus directos rivales, el alemán Stefan Bradl (Kalex) y el británico Scott Redding (Suter), sabedores de que se podía escapar desde las primeras vueltas, le superaron como pudieron.

Los adelantamientos en la primera vuelta de carrera resultaron espectaculares, como si se tratase del último giro, por lo que Márquez templó en cierta medida los nervios y aguantó su oportunidad tras el rebufo del británico, que fue el encargado de marcar el ritmo en el resto de la vuelta inicial, seguido por Márquez, Bradl y Julián Simón (Suter).

Dos vueltas después, en la tercera, Marc Márquez esperó su oportunidad y superó a Redding para ponerse al frente de la carrera, mientras Simón se iba quedando descolgado poco a poco.

El líder del mundial, el alemán Stefan Bradl, que se percató de que su rival por el título podía empezar a tirar al frente de la prueba, no tardó demasiado en superar a Scott Redding para "pegarse" literalmente tras el rebufo de la moto del español y ambos comenzar a distanciarse del británico y el italiano Andrea Iannone (Suter), que se unió a ellos.

Bradl adelantó en la sexta vuelta a Márquez para intentar frenar su ritmo y que se uniese nuevamente el cuarteto de cabeza, en el que Iannone intentó ganar la posición a Márquez pero éste se defendió con maestría para mantener el segundo lugar, aunque por poco tiempo, ya que en otra acción similar tanto Iannone como Redding le superaron.

Detrás de ellos se formó un segundo grupo multitudinario en el que estaban Simone Corsi, Álex de Angelis, Mike di Meglio, Aleix Espargaró y Julián Simón, pero los cambios eran constantes.

Lejos de aclararse la situación, ésta no hizo más que enturbiarse con los constantes adelantamientos y errores que se prodigaron en el grupo de cabeza, al que también se unió, llegando desde atrás, el italiano Simone Corsi (FTR).

Una apurada de frenada excesiva de Iannone le dio el liderato a Márquez en el décimo giro, pero el español se "coló" poco después y se vio relegado a la cuarta plaza. No había nada decidido y cualquier cosa podía suceder en las doce vueltas que todavía quedaban por completar.

Multitud de adelantamientos de auténtico infarto y con apenas milímetros entre los carenados de las motos dieron paso al ataque, en el decimotercer giro, de Marc Márquez, al que sólo respondió inicialmente el italiano Andrea Iannone, que se pasó de frenada al final de la recta de meta y se vio superado por Simone Corsi.

Ese error de Iannone resultó ser el punto de inflexión de la carrera, pues Márquez volvió a cambiar de ritmo, marcó un récord de vuelta rápida en 1:53.956 y abrió un hueco respecto a sus perseguidores de segundo y medio en apenas una vuelta.

La carrera estaba prácticamente sentenciada en favor del español y sólo faltaba saber de lo que sería capaz el alemán Stefan Bradl para conocer los puntos que le iba a restar en la clasificación general provisional del campeonato.

A razón de casi medio segundo por vuelta Marc Márquez se fue de todos sus rivales y casi de manera exponencial, con el ataque del español llegó el desplome del alemán, que comenzó a perder posiciones y a cuatro vueltas del final rodaba en una frustrante novena posición, que acabó siendo la octava al superar "in extremis" al suizo Dominique Aegerter (Suter).

Junto a Márquez en el podio estuvieron los italianos Andrea Iannone y Simone Corsi, con Aleix Espargaró (Kalex) en la quinta plaza y su hermano Pol (FTR) decimocuarto, mientras que Julián Simón (Suter) fue cayendo posiciones hasta tener que dar por bueno el decimoséptimo, justo por detrás de Esteve "Tito" Rabat (FTR).

La española Elena Rosell (Suter) logró su objetivo de acabar la carrera y convertirse así en la primera que lo logra desde que disputase el mundial de 250 c.c. la alemana Katja Poegsen (Aprilia), en la temporada 2003.

Rosell acabó en último lugar la prueba de Moto2 y lejos del resto de rivales, pero al menos logró su objetivo, que no era otro que finalizar la carrera.

Por Juan Antonio Lladós