Los artilleros latinos sembraron de goles la Liga de Campeones al firmar 13 de las 32 dianas anotadas en las dos primeras jornadas de la fase de grupos, en la que la principal sorpresa fue la derrota del Inter "sudamericano" ante el Trabzonspor turco en San Siro.

Con goles argentinos, brasileños y paraguayos, Sudamérica acaparó el poder ofensivo latino, en el que estuvieron ausentes el uruguayo Diego Forlán, del Inter, y el chileno Alexis Sánchez, del Barcelona, el primero porque no puede jugar el torneo hasta enero y el segundo por lesión.

En el grupo "H", el Barcelona, cuatro veces campeón, cedió un empate (2-2) en el Camp Nou ante el Milán, siete veces ganador, que cobró ventaja nada más comenzar el duelo por medio del brasileño Alexander Pato, de 22 años, que heló el estadio en el primer minuto.

Pedro, tras una soberbia acción de Messi, igualó la contienda y David Villa puso por delante a los azulgranas, pero el gozo duró hasta el minuto 92 cuando el brasileño Thiago Silva empató.

"Ha sido el gol más bonito de mi carrera", dijo Thiago Silva, de 26 años.

En el grupo "E", el Chelsea ganó en Stamford Bridge al Bayer Leverkusen por dos goles a cero, el primero obra del defensa central brasileño David Luiz, a pase del español Fernando Torres, que también dio a su compatriota Juan Mata la asistencia del segundo tanto.

Otro de los teóricamente débiles, el Genk belga, frenó al Valencia en dicho grupo con un empate sin goles en casa. Con el argentino Pablo Daniel Piatti al mando, el Valencia dominó pero no marcó e incluso pudo perder en los minutos finales, pero lo evitó su portero, el brasileño Diego Alves, con una gran parada en el 83 a un disparo cercano de Jeroen Simayes.

El Oporto, dos veces campeón, sufrió en el "G" para ganar al Shakhtar Donetsk por 2-1, en un duelo de goleadores brasileños. Los ucranianos cobraron ventaja mediante Luiz Adriano en el 12 al aprovechar un fallo en el blocaje de su compatriota Helton, arquero del Oporto.

En el 28, igualó Hulk, que había fallado antes un penalti sobre el colombiano James Rodríguez, con un durísimo lanzamiento de falta que dobló las manos de Rybka. Kleber, a pase de Rodríguez, cerró el triunfo luso en el 6 del segundo tiempo.

En el mismo grupo, el Apoel de Nicosia rompió su papel de modesto y se impuso al Zenit de San Petersburgo por 2-1, con dianas de sus brasileños Gustavo Manduca y Ailton, que remontaron en el segundo tiempo el tanto previo del ruso Konstantin Zyryanov.

En el "F", el Marsella derrotó a domicilio al Olympiacos griego con un gol del argentino Lucho González, que batió a su compatriota Franco Costanzo en el 51, en lo que supuso la primera victoria de la temporada del equipo francés, campeón en 1993.

El Nápoles arrancó un empate a un gol en el feudo del Manchester City, en partido del "A". El uruguayo Edinson Cavani silenció a la hinchada del "City" con un gol en el minuto 24, que equilibró el serbio Aleksandar Kolarov en el 75.

"El gol me hace feliz. No podía debutar mejor en la Liga de Campeones", dijo Cavani, que suma con el Nápoles ocho tantos en los torneos europeos (convirtió siete la pasada campaña en la Liga Europa).

En este mismo grupo, el brasileño Rafinha cerró en el 31 del segundo tiempo la victoria del Bayern Múnich por 0-2 sobre el Villarreal, que nunca había perdido hasta ayer en "El Madrigal" en competiciones europeas

En el "D", el Real Madrid debutó con triunfo en casa del Dinamo de Zagreb croata merced a una diana del argentino Ángel Di María en el segundo tiempo. Los blancos, con nueve títulos en su palmarés, se situaron líderes tras el empate a cero entre el Ajax, cuatro veces ganador, y el Lyon francés.

El Benfica, con dos títulos, también dio señales de que tiene aspiraciones de pasar a octavos en el "C" al mantener a raya al Manchester United, dueño de tres entorchados, que sólo pudo igualar en Lisboa el tanto inicial del paraguayo Óscar Cardozo a tres minutos del final por medio del veterano Ryan Giggs, de 37 años.

En el "B", los aparentemente débiles turcos del Trabzonspor humillaron al Inter "latino" (jugaron en sus filas hasta 8 sudamericanos) con un solitario tanto del checo Ondrej Celustka a un cuarto de hora para el cierre del partido en San Siro.

"Hay que ser humildes y trabajar para superar este momento de crisis", dijo el argentino Javier Zanetti, capitán del Inter, que también se estrenó con una derrota en el campeonato italiano (4-3 en Palermo).

El Inter, con tres títulos, echó de menos a su fichaje estrella, el artillero uruguayo Diego Forlán, que no puede jugar el torneo hasta el año próximo por haber disputado la previa de la Liga Europa con el Atlético de Madrid. Nemesio Rodríguez