El receptor puertorriqueño Yadier Molina encabezó el bateo oportuno de los Cardenales de San Luis que vencieron por 3-2 a los Piratas de Pittsburgh para mantener a su equipo en la lucha por el comodín de la Liga Nacional.

Molina, que se fue de 4-2, rompió un empate en la parte alta del cuarto episodio con un doble de dos carreras para darle el triunfo a los Cardenales (81-68), a los que les quedan 13 partidos por disputar y están cuatro juegos y medio por detrás de los Bravos de Atlanta en la lucha por el comodín de la Liga Nacional.

El abridor Edwin Jackson (5-2) permitió dos carreras y ocho hits en siete y un tercio de entradas para conseguir la victoria.

La derrota dejó a los Piratas con marca de 67-82, lo que le aseguraron la decimonovena temporada consecutiva con más derrotas que victorias, un récord para los deportes profesionales en Estados Unidos.

Un año después de tener el peor récord de las mayores (57-105), los Piratas tenían marca de 51-44 y encabezaban la División Central de la Liga Nacional el pasado 20 de julio.

Sin embargo, tienen 16 triunfos y 38 derrotas desde entonces, y con su marca de 67-82 tienen garantizado un récord perdedor.

El abridor derecho Charlie Morton(9-10) iba a cargar con la derrota después de lanzar siete entradas con seis imparables permitidos, tres carreras limpias, dio tres bases por bolas y abanicó a seis bateadores.