El abridor Tommy Milone lanzó la mejor pelota desde que llegó esta temporada a las mayores y consiguió su primer triunfo después que los Nacionales de Washington vencieron por paliza de 10-1 a los Mets de Nueva York, en duelo de equipos perdedores de la División Este de la Liga Nacional.

El campocorto Ian Desmond también destacó en el apartado ofensivo al pegar cinco imparables, su mejor marca como profesional, para impulsar tres carreras y pisar una vez la registradora, que ayudaron a los Nacionales a barrer una serie de cuatro partidos.

La buena labor ofensiva de Desmond también ayudó a los Nacionales a conseguir el quinto triunfo consecutivo y superar en la clasificación a los Mets para ocupar el tercer puesto de la clasificación de la División Este.

El receptor venezolano Wilson Ramos también ayudó en la ofensiva de los Nacionales al irse de 5-3 con tres carreras anotadas, una impulsada y dejar en .263 su promedio de bateo.

Los Nacionales (71-77) no han concluido terceros o más alto en la clasificación desde la temporada del 2002 cuando todavía eran los Expos, jugaban en Montreal (Canadá) y fueron segundos.

Milone (1-0), que hizo su tercera salida como abridor en las Grandes Ligas, se iba a quedar con la victoria después de trabajar cinco entradas y dos tercios, con tres imparables permitidos y una carrera limpia.

El lanzador zurdo de los Nacionales, que también dio tres bases por bolas y abanicó a cuatro bateadores para dejar en 4,6 su promedio de efectividad, se convirtió en el segundo novato del equipo de Washington que consigue su primer triunfo consecutivo.

La pasada noche, ese honor le correspondió al abridor Brad Peacock en el partido que los Nacionales ganaron por blanqueada de 2-0.

La derrota fue para el abridor Chris Schwinden (0-2), que trabajó cinco entradas para espaciar cuatro imparables con dos carreras --una limpia-- permitidas, dio dos bases por bolas y sacó tres ponches para los Mets (71-79), que perdieron el sexto partido consecutivo.

Los Mets se quedaron con racha perdedora de 1-8 en la penúltima estancia que van a tener en su campo del Citi Field durante la temporada regular, que concluye el próximo 28 de septiembre.