El Barcelona reconoció el miércoles que continúa en una situación económica "delicada" y señalo que su acuerdo de patrocinio con la Fundación Qatar es crucial para no sufrir pérdidas.

El club ya utiliza el logotipo de la Fundación Qatar en su camiseta esta temporada, pero la asamblea general del equipo tiene que ratificar el 24 de septiembre el acuerdo por cinco años y 170 millones de euros (225 millones de dólares).

"Hemos seguido una línea austera, apostamos por el crecimiento y hemos reducido la deuda, pero seguimos en una situación delicada", declaró el vicepresidente económico del Barsa, Javier Faus. "La deuda sigue siendo demasiado elevada para ser nosotros los que dictemos nuestro futuro. No podemos deber tanto dinero al banco y necesitamos generar más".

Señaló que el equipo "sufriría pérdidas" sino los 30 millones de euros (40 millones de dólares) que recibirá esta campaña por el acuerdo de patrocinio.

El club anunció este mes que después de varios años de pérdidas, espera tener ganancias de casi 20 millones de euros (30 millones de dólares) en la próxima temporada.

El campeón europeo y español perdió 9,3 millones de euros (12,7 millones de dólares) la temporada pasada, y tiene una deuda por 364 millones de euros (499 millones de dólares).