El segunda línea inglés, Courtney Lawes, ha sido sancionado con dos partidos tras la entrada con la rodilla que le propinó al hooker argentino Mario Ledesma durante el encuentro que enfrentó al XV de la rosa contra el conjunto albiceleste y que finalizó con victoria para los británicos por 13 a 9.

El jugador de 22 años, que se declara inocente y dispone de cuarenta y ocho horas para apelar la sanción, se perderá así los dos próximos encuentros del Grupo B ante Georgia y Rumanía, pero estará disponible para el partido ante la selección de Escocia el uno de octubre.

El segunda línea se enfrentaba a una sanción de tres semanas, pero el hecho de que Lawes no tuviera antecedentes de sanciones y presentara sus excusas a Ledesma, resultó clave a la hora de fijar la sanción en dos semanas. En una Copa del Mundo de rugby, una semana equivale a un partido, por lo que Lawes no podrá ser alineado en dos encuentros.

El seleccionador inglés, Martin Johnson, ha mantenido que Lawes ha sido tratado "injustamente" ya que "el contacto fue fortuito" y declaró que Inglaterra estudiaría los detalles de la sanción antes de apelar.