Sebastian Vettel ganó el domingo de punta a punta el Gran Premio de Italiade Fórmula Uno después de resistir un audaz embate de Fernando Alonso.

La octava victoria de Vettel en la temporada le da la oportunidad al alemán de la escudería de asegurarse su segundo título mundial en el próximo Gran Premio en Singapur este mes.

"Ha sido un año increíble. Hemos progresado tanto como equipo que nos hemos colocado en buena posición", dijo Vettel.

Fue la decimoctava victoria de Vettel en su carrera y la segunda en Monza.

Vettel se consagró como el más joven ganador de F1 aquí mismo en 2008 a los 21 años con Toro Rosso, pero su cuarto puesto el año pasado había sido el mejor resultado hasta ahora de Red Bull en seis intentos.

"Fue muy emotivo — ver a toda esa gente vitoreando y corriendo", dijo Vettel. "Significa mucho para mí y cuando crucé la meta recordé cada momento ... Los últimos dos años tuvimos una excelente máquina_pero no aquí. Esta carrera es el mejor podio — lo único que pudiera ser mejor en este momento sería lucir un traje rojo", añadió el alemán, revelando el deseo de que algún día pueda estar al volante de una Ferrari.

El británico Jenson Button (McLaren) superó sobre el final a Alonso (Ferrari) para terminar segundo y el español quedó tercero.

En la primera recta, Alonso hizo una arriesgada maniobra para mejorar su cuarto puesto de partida. El español puso un neumático de su Ferrari sobre el césped para pasar la McLaren de Lewis Hamilton y a Vettel en la primera chicana.

Sin embargo, Vettel no se conformó con el segundo lugar, después de haber partido de la posición de privilegio y a su vez sobrepasó a Alonso por afuera en la Curva Grande de la quinta vuelta. A partir de allí nunca dejó la punta.

Vettel registró 1 hora, 20 minutos y 46.172 segundos para las 53 vueltas. Button llegó a 9.590 segundos y Alonso a 16.909.

Con velocidades promedio de 250 kilómetros (155 millas) por hora y máximas de 340 km (211 m), Monza es el circuito más veloz del calendario.

Y al igual que suele ocurrir, la carrera empezó con un caos. Vitantonio Liuzzi resbaló sobre el césped para embestir la Renault del ruso Vitaly Petrov y la Mercedes del alemán Nico Rosberg en la primera chicana, lo que significó el final de la competencia para los tres.

Después, Mark Webber, el otro piloto de Red Bull, intentó pasar a la Ferrari de Felipe Massa en la sexta vuelta y la chocó. El brasileño salió prácticamente ileso, pero Webber tuvo que abandonar.

Hamilton y el cinco veces ganador en Monza, Michael Schumacher, lucharon durante un momento por el tercer puesto.

Button superó a Alonso faltando 16 vueltas y el español resistió los embates de Hamilton en el último giro.

La única victoria de Alonso para Ferrari este año fue en el Gran Premio Británico de julio.

Los fanáticos de Ferrari que llegaron a la pista al norte de Milán ofrecieron su apoyo a la escudería local.

Hamilton finalizó cuarto, seguido por el alemán Michael Schumacher (Mercedes), cinco veces ganador en Monza. Massa entró sexto.

El brasileño Bruno Senna (Renault), sobrino del difunto Ayrton Senna, finalizó noveno, para sumar sus primeros puntos en F1.

Además, el venezolano Pastor Maldonado (Williams) figuró undécimo. El mexicano Sergio Pérez (Sauber) abandonó en la vuelta 32 por una fallo en la caja de cambios.