El jardinero puertorriqueño Alex Ríos acaparó los reflectores al hacer sonar el bate para vaciar la casa con el primer grand slam en su carrera y ser el pelotero latinoamericano más destacado de la jornada del béisbol de las Grandes Ligas.

En el montículo, el venezolano Aníbal Sánchez lanzó ruta completa y en duelo de serpentina latinoamericana, el abridor dominicano Felipe Paulino superó a su compatriota Michael Pineda.

Ríos pegó grand slam en el décimo episodio para darle a los Medias Blancas de Chicago un triunfo por 7-3 sobre los Indios de Cleveland.

Ríos (10) pegó en la parte baja de la décima entrada cuando había un out en la pizarra. Para el puertorriqueño fue el primer grand slam en su carrera.

El toletero boricua conectó su décimo cuadrangular en lo que va de temporada, al cazar los lanzamientos del relevo Chris Pérez (3-7), para vaciar la casa, y marcó el quinto triunfo de los Medias Blancas en los últimos 10 juegos disputados.

En la labor sobre el montículo, Sánchez lanzó ruta completa y permitió sólo un imparable para llevar a los Marlins de la Florida a un triunfo por blanqueada de 3-0 sobre los Piratas de Pittsburgh.

Sánchez (8-7) trabajó los nueve episodios, permitió un imparable, dio tres bases y retiró a 11 por ponche para ganar.

El trabajo del venezolano lo terminó con 119 envíos, 86 perfectos y cuando descendió de la lomita dejó en 3,64 su promedio después de dominar a 31 enemigos.

Sánchez tiene registro de 2-6 con 4,17 de efectividad en sus últimas 16 salidas, después de haberse ido con 6-1 y efectividad de 3,06 en su primeras 13 salidas.

Mientras que Paulino superó en duelo de serpentina latinoamericana a Pineda para llevar a los Reales de Kansas City a un triunfo por 4-2 sobre los Marineros de Seattle.

En batalla dominicana desde la lomita, Paulino (3-10), que retiró a 11 de manera consecutiva, lanzó siete episodios, permitió dos imparables, dos jonrones, dos carreras, y retiró a 11 por ponche.

Paulino hizo 107 lanzamientos, 71 perfectos, y dejó en 4,10 su promedio de efectividad después de dominar a 23 enemigos.

El cerrador mexicano Joakim Soria (27) lanzó un episodio, ponchó a dos y se acreditó el rescate, al controlar a tres enemigos con 14 envíos, 10 perfectos, y dejó en 4,10 su promedio de efectividad.

Con los bates, en la derrota, el mexicano Adrián González se voló la barda para los Medias Rojas de Boston, que perdieron por 6-5 ante los Rays de Tampa Bay.

González (25) pegó batazo de cuatro esquinas sobre los lanzamientos del abridor Jeremy Hellickson, con un corredor en base, cuando el serpentinero pretendía sacar el tercer out, en la quinta entrada.

El antesalista dominicano Wilson Betemit pegó jonrón para los Tigres de Detroit, que vencieron 3-2 a los Mellizos de Minnesota.

Betemit (7) ligó vuelacercas al conectar de vuelta entera en el tercer episodio, sin corredores en circulación.

El dominicano castigó los lanzamientos del abridor Anthony Swarzak, a quien sorprendió con su toletazo cuando el serpentinero pretendía sacar el segundo out del episodio.

El receptor panameño Carlos Ruiz pegó imparable para remolcar al guardabosques cubano estadounidense Raúl Ibáñez a la registradora con la carrera del triunfo de los Filis de Filadelfia, que vencieron 3-2 a los Cerveceros de Milwaukee, en 10 episodios.

Por los Filis, Polanco (5) pegó cuadrangular en el quinto episodio sobre los lanzamientos del abridor Randy Wolf, sin corredores en circulación, cuando había dos "outs" en la pizarra.

Entre los lanzadores destacó también el abridor mexicano Jaime García, que trabajó seis episodios y los Cardenales de San Luis derrotaron 4-3 a los Bravos de Atlanta, en el duelo por el comodín de la Liga Nacional.

García (12-7) lanzó seis episodios, permitió ocho imparables, un jonrón, tres carreras y retiró a cuatro por ponche para acreditarse la victoria, que fue la cuarta consecutiva de los Cardenales (78-67).

El mexicano dominó a 26 bateadores de los Bravos con 74 envíos, 53 viajaron a la zona perfecta del strike para dejar en 3,68 su promedio de efectividad.

El abridor dominicano Wandy Rodríguez consiguió su décimo primer triunfo y dirigió a los Astros de Houston a una victoria por 9-3 sobre los Nacionales de Washington, en duelo de equipos perdedores de la Liga Nacional.

Rodríguez (11-10) trabajó seis episodios, permitió siete imparables, un jonrón, tres carreras y ponchó a siete para acreditarse la victoria.

El dominicano controló a 25 enemigos, a quienes hizo 108 lanzamientos, 71 a la zona perfecta del strike para dejar en 3,51 su promedio de efectividad.

En el ataque el receptor puertorriqueño Carlos Corporan remolcó tres carreras y el primera base panameño Carlos Lee conectó doble, sencillo e impulsó una carrera para los Astros que tienen la peor marca de las Grandes Ligas.