El abridor venezolano Aníbal Sánchez lanzó ruta completa y permitió sólo un imparable para llevar a los Marlins de la Florida a un triunfo por 3-0 sobre los Piratas de Pittsburgh.

Sánchez (8-7) trabajó los nueve episodios, permitió un imparable, dio tres bases y retiró a 11 por la vía del ponche para acreditarse la victoria.

El trabajo del venezolano lo terminó con 119 envíos, 86 de ellos fueron perfectos y cuando descendió de la lomita dejó en 3,64 su promedio de bateo después de dominar a 31 enemigos.

Sánchez, que no había lanzado un juego sin hit desde el 6 de septiembre del 2006 contra los Cascabeles de Arizona, en Miami, retiró a los últimos 16 bateadores después de darle base a Ryan Ludwick en la cuarta entrada.

El venezolano tiene registro de 2-6 con 4.17 de promedio de efectividad en sus últimas 16 salidas, después de haberse ido con números de 6-1 con efectividad de 3.06 en su primeras 13 salidas.

En el ataque el receptor John Buck remolcó dos anotaciones para darle forma a la pizarra de los Marlins.

El derrotado fue el abridor Jeff Locke (0-1) en cinco episodios, permitió cinco imparables, tres carreras, dio cuatro bases y retiró a uno por la vía del ponche.