El presidente y máximo responsable de los Suns de Phoenix, Rick Welts, presentó hoy de manera oficial su renuncia al cargo después de nueve años en el mismo.

La noticia sobre la renuncia de Welts, primer directivo importante en el deporte de Estados Unidos que declaró ser homosexual, fue dada a conocer por el periódico local "Arizona Republic".

"Lo más importante para mi es que el aspecto de mi vida personal y profesional puedan estar mejor compenetrados", declaró Welts a la misma fuente periodística. "Tal vez nunca han estado en esa posición, y ahora que tengo 58 años creo que es el momento para que eso suceda".

Welts explicó que no dejaba a los Suns por no sentirse a gusto en el puesto de trabajo, sino que lo hacía porque su pareja vivía en Sacramento y tenía la custodia de dos niños.

"No es una marcha para buscar mejores perspectivas profesionales, sino que se trata de una situación personal", señaló Welts, siempre de acuerdo al "Arizona Republic". "He tenido siempre un gran apoyo de toda la organización y cualquier interferencia en otra dirección sería algo de locos".

Welts anunció hace cuatro meses en una historia que publicó el "New York Times" que se había reunido con amigos y asociados para dar a conocer su homosexualidad.

"Esta es una de las últimas industrias en este país en la que el asunto de la homosexualidad está fuera de los límites", señaló Welts al "New York Times" en mayo. "Nadie se siente cómodo en una conversación sobre este asunto".

Welts se mostró dispuesto a ayudar a otras personas que son homosexuales y que desean hacer carrera dentro del deporte profesional.

De acuerdo a las declaraciones hechas al "Arizona Republic", los planes inmediatos de Welts son los de dar charlas y posiblemente aceptar la oferta que tiene para que escribir un libro.

Siempre de acuerdo a la misma fuente periodística, el último día de trabajo de Welts con los Suns será el próximo jueves, 15 de septiembre.

El consejero general de los Suns, Jason Rowley, se encargará de forma interina de los asuntos que hasta ahora llevaba Welts, que recibió la autorización del equipo de dejar su cargo 10 meses antes que expirase el contrato.

"Durante los últimos siete años he puesto en las manos de Rick la responsabilidad de dirigir a los Phoenix Suns", declaró al mismo periódico el accionista mayoritario del equipo Robert Sarver. "Hablamos al menos una vez al día durante todo ese tiempo y lo extrañaré como una presencia positiva dentro de la organización y gran amigo".

Sarver dijo que al final lo más importante de todo era que Welts iba a estar feliz con la decisión tomada.

"Por mucho que me hubiese gustado que Rick (Welts) continuase con la organización, también creo que es la decisión correcta para él y lo apoyo al máximo", subrayó Sarver.

Welts llegó al cargo de presidente de los Suns en el 2002 y durante las dos últimas dos temporadas también fue el CEO de la organización.

El directivo de los Suns trabajó toda su vida en la NBA después de haber sido uno de los niños encargados de recoger los balones para los SuperSonics de Seattle en 1967 y luego permaneció 17 años en la oficina de la Liga en Nueva York, donde ocupó el puesto de vicepresidente ejecutivo y jefe de marketing.