La Federación Internacional del Automóvil (FIA) obligará a los equipos del Mundial de Fórmula Uno a cumplir los límites del ángulo de caída ('camber') de los neumáticos que proponga el suministrador único, Pirelli, según se anunció hoy, sábado, en Monza, donde se disputa el Gran Premio de Italia.

En un comunicado que firma el director de carrera de Fórmula Uno de la FIA, Charlie Whiting, éste indica que "siguiendo los debates mantenidos durante la reunión de directores de equipo del jueves" puede "confirmar que se revisarán los reglajes del 'camber' (ángulo de caída de los neumáticos) después de la calificación para asegurar que se cumplen las recomendaciones hechas por Pirelli".

La nota indica asimismo que cualquier coche que no respete el 'camber' recomendado será sancionado "por quebrantar el artículo 2.3 del reglamento (construcción peligrosa)".