El venezolano Omar Infante mostró poder en el bate, mientras que el dominicano Alberto Pujols, dio exhibición de productividad con su ataque para convertirse ambos en los toletes latinoamericanos destacados en la jornada de las Grandes Ligas.

En el montículo el abridor venezolano Jeanmar Gómez trabajó seis episodios para continuar dominante y ganador con los Indios de Cleveland.

Infante pegó dos cuadrangulares para llegar a los cinco en lo que va de temporada y los Mets de Nueva York vencieron 5-4 a los Cachorros de Chicago, en duelo de equipos de la Liga Nacional que ya están eliminados de la fase final.

El bateador venezolano inició su castigo en el primer episodio sobre los lanzamientos del abridor Ross Ohlendorf sin corredores en el camino ni "outs" en la pizarra.

Infante volvió a pegar de cuatro esquinas en el tercer episodio, llevando a dos corredores por delante, y lo hizo contra los lanzamientos del relevo Daniel McCutchen, cuando había un "out" en la pizarra.

En la lomita, el cerrador panameño Manny Acosta (3-1) se acreditó el triunfo de los Mets al lanzar un episodio, permitió dos imparables, una carrera, dio una base por bolas y retiró a uno por la vía del ponche.

Acosta dominó a seis enemigos con 21 envíos, 13 de ellos a la zona perfecta del "strike" para dejar en 3,32 su promedio de efectividad.

Si Infante dio muestra de poder ofensivo, Pujols fue también uno de los bates clave en la victoria de los Cardenales de San Luis, que ganaron 4-3 a los Bravos de Atlanta, en 10 entradas.

En el noveno episodio, Pujols pegó sencillo al jardín derecho para remolcar dos anotaciones que permitió a los Cardenales empatar 3-3 la pizarra.

Pujols pegó tres imparables y con su batazo en el noveno episodio le rompió al relevo estelar del novato Craig Kimbrel una racha de 25 rescates consecutivos.

El dominicano está bateando para promedio de .298 y tiene 87 carreras remolcadas en lo que va de campaña, cuando le restan aún 18 juegos por celebrarse. Pujols ha estado bateando para .300 con 100 impulsadas en cada una de sus 11 temporadas que lleva en las Grandes Ligas.

En el montículo sigue brillando la labor de Gómez, que esta vez trabajó seis episodios para llevar a los Indios de Cleveland a una victoria por 8-4 sobre los Medias Blancas de Chicago.

Gómez (3-2) ayudó a los Indios, terceros de ese grupo, a quedar a sólo medio juego de los Medias Blancas, que perdieron por sexta ocasión en los últimos 10 juegos, pero siguen segundos en la División Central de la Liga Americana.

El lanzador venezolano dominó a 23 bateadores de los Medias Blancas, a quienes controló con 91 envíos, 58 de ellos a la zona perfecta del strike, y cuando descendió de la lomita dejó en 3,95 su promedio de efectividad.

Gómez mejoró su marca a 3-0 con 0.52 de promedio de efectividad en tres aperturas desde que fue llamado de la Triple-A Columbus el pasado 30 de agosto.

Otro dominicano que sacó la pelota del campo fue el receptor dominicano Miguel Olivo para llevar a los Marineros de Seattle a un triunfo por 7-3 sobre los Reales de Kansas City, en duelo de equipos perdedores del "Joven Circuito".

Olivo (17) pegó de vuelta entera en castigo a los lanzamientos del abridor Jeff Francis para enviar la pelota por todo lo alto del jardín izquierdo, sin tener corredores en el camino, cuando había dos "outs" en la pizarra durante la tercera entrada.

También en la victoria, el segunda base dominicano Ramón Santiago hizo sonar el bate para que los Tigres de Detroit consiguieran su séptima victoria consecutiva al ganar 8-4 a los Mellizos de Minnesota.

Santiago (5) pegó de vuelta entera en el cuarto episodio al estudiar los envíos del abridor Kevin Slowey, a quien le sacó la pelota del campo cuando tenía a un corredor en los senderos y un out en la pizarra.

El bateador designado dominicano Vladimir Guerreo impulsó carrera para llevar a los Orioles de Baltimore a un triunfo por 2-0 sobre los Azulejos de Toronto.

Guerrero pegó sencillo por el jardín izquierdo para remolcar la primera carrera del juego.

El cerrador dominicano Francisco Cordero ponchó a un bateador rival y se acreditó el rescate en el triunfo de los Rojos de Cincinnati, que vencieron 4-1 a los Rockies de Colorado.

Cordero, que llegó a los 32 salvamentos en lo que va de temporada, realizó 12 envíos, nueve de ellos perfectos para dejar en 2,30 su promedio de efectividad, después de dominar a los tres bateadores que enfrentó.