El número uno mundial Novak Djokovic se ha convertido en el primer semifinalista del Abierto de Estados Unidos, tras imponerse a su compatriota Janko Tipsarevic quien se retiró cuando perdía 7-6(2), 6-7 (3), 6-0, 3-0, tras 3 horas y 27 minutos de juego.

El tenis serbio vivió un día histórico con este duelo, tras colocar por primera vez a dos jugadores en los cuartos de final de Grand Slam, y el partido no desmereció la ocasión.

Los dos tenistas ofrecieron dos sets iniciales espectaculares, con un nivel altísimo de juego por parte de ambos, aunque a partir del tercero se acabó el partido, ya que Djokovic borró de la pista a Jankovic, quien acusó físicamente el esfuerzo de los dos primeros parciales y tuvo que retirarse en el cuarto lesionado.

El primer set fue trepidante y con continuas alternativas. Parecía que con el 5-2 que Djokovic iba a solucionar por la vía rápida el primer set, pero Tipsarevic comenzó a destilar un tenis espectacular. Se apuntó cuatro juegos consecutivos y dispuso de su servicio para ganar la primera manga, pero Nole logró una rotura de servicio y forzó una muerte súbita que ganó con facilidad.

Tipsarevic reaccionó con un 3-0 de salida en el segundo set y perdió un par de puntos de 'breaks' para el 4-0. Ahí despertó Djokovic. Igualó el partido y de nuevo se decidió todo en la muerte súbita, que en esta ocasión cayó de lado de Tipsarevic.

En el tercer set cambió por completo la decoración del partido. Tipsarevic pidió la asistencia del fisio por unas molestias en el muslo izquierdo y su rendimiento en la pista cayó en picado. Djokovic enlazó nueve juegos consecutivos hasta que su compañero de Copa Davis dijo basta y se retiró de la pista.

En semifinales, el actual número uno mundial se medirá al vencedor del partido entre el suizo Roger Federer (3) y el francés Jo-Wilfred Tsonga (12).