El abridor Ian Kennedy volvió a mostrar su gran control desde el montículo para ser la figura que llevo a los Cascabeles de Arizona a la victoria por 4-1 ante los Padres de San Diego, la segunda consecutiva.

El lanzador derecho de los Cascabeles ponchó a 11 rivales durante siete entradas completas, para cosechar la decimonovena victoria en lo que va de temporada, que empató la mejor marca en las Grandes Ligas.

Kennedy (19-4), que tuvo también su mejor marca de ponches en lo que va de temporada, admitió siete imparables en forma diseminada y no dio ninguna base por bolas durante siete entradas y dos tercios.

El derecho estelar se unió a Dustin Verlander, de los Tigres de Detroit y a C.C. Sabathia, de los Yanquis de Nueva York, ambos en la Liga Americana, como los únicos lanzadores que han logrado 19 triunfos en lo que va de competición.

El cerrador J.J. Putz resolvió el noveno episodio para asegurar la victoria y conseguir el trigésimo octavo salvamento de la temporada.

El jardinero derecho Justin Upton conectó su vigésimo noveno jonrón, por los Cascabeles, que ganaron el decimocuarto partido de los últimos 16 que han disputado para consolidar el liderato en la División Oeste de la Liga Nacional.

El receptor venezolano Miguel Montero se fue de 4-1 con una carrera impulsada para los Cascabeles.

Los Cascabeles tienen marca de 83-61 con siete juegos y medio de ventaja sobre los Gigantes de San Francisco, actuales campeones de la Serie Mundial, que ocupan el segundo lugar.

El abridor Corey Luebke (5-9) admitió dos carreras y tres imparables en cinco entradas y dos tercios para cargar con la derrota.

Luebke también dio cuatro bases por bolas y retiró a nueve bateadores por la vía del ponche.EFE