España, Francia y Lituania apuntalaron sus opciones de clasificarse para cuartos de final del Europeo al vencer, en la primera jornada de la segunda fase a Alemania, Turquía y Serbia, respectivamente.

La selección española fue la encargada de abrir el telón de la segunda fase de la competición ante un rival complicado como la Alemania del campeón de la NBA Dirk Nowitzki, consiguiendo una difícil y trabajada victoria por 68-77.

Alemania impuso un ritmo pausado durante los tres primeros cuartos y la selección española aunque dominó en el marcador durante la mayor parte del tiempo, nunca lo hizo con claridad.

Pau Gasol y Nowitzki se emparejaron y anularon prácticamente, mientras que Marc Gasol hizo lo propio y superó a Chris Kaman.

En el último cuarto y a diferencia de anteriores partidos, España supo jugar con determinación liderada por un Pau Gasol que se sobrepuso al dolor de su tobillo, mientras que Nowitzki se borró del partido y sólo aportó 2 puntos en el último y decisivo periodo.

Con esta victoria la selección española da un paso más hacia su próximo objetivo, clasificarse para los cruces.

Francia, por su parte, tuvo que ganar dos veces el partido para poder anotarse la victoria ante Turquía, ya que después de dominar por quince puntos (44-59, en el minuto 31) se dejó igualar y llegó a un final apretado que acabó por decantar de su lado, 64-68.

Fue en el tercer cuarto y en el inicio del último período cuando la selección francesa pareció dominar claramente el partido al ganar hasta por quince puntos de ventaja a falta de 9 minutos (44-59). A partir de ahí Turquía pasó a defender en zona y a su rival se le fundieron los plomos.

Turquía se acercó a sólo 2 puntos (61-63) a falta de 45 segundos, pero no pudo culminar la remontada. Francia con tres victorias, prácticamente está clasificada para los cuartos de final.

En el último partido de la jornada, Lituania puso al país entero de fiesta al derrotar a Serbia por 90-100 tras un intenso partido en el que los 11.000 aficionados que llenaron el Arena de Vilna jugaron un papel fundamental. Hasta cinco jugadores lituanos sobrepasaron los diez puntos de anotación y esa fue una de las claves de su éxito.