El tercera base venezolano Pablo Sandoval estuvo encendido con el bate al pegar un par de cuadrangulares que ayudaron al abridor Madison Bungarner a conseguir la victoria en el partido que los Gigantes de San Francisco ganaron por 7-2 a los Padres de San Diego.

Bumgarner (10-12), que se quedó a sólo dos "outs" de su primer partido completo después de trabajar ocho entradas y un tercio estableció su mejor marca profesional con 13 ponches para quedarse con el triunfo.

La victoria permitió a los Gigantes (74-67) volver al camino del triunfo después de haber perdido dos partidos consecutivos ante los Cascabeles de Arizona que son líderes de la División Oeste con marca de 81-60 al ganar 10-7 a los Rockies de Colorado cuando sólo quedan ya 21 partidos de la temporada regular.

Los Gigantes, campeones defensores de la Serie Mundial, comenzaron una secuencia de tres partidos con su peor déficit en la campaña después de las derrotas sufridas ante los Cascabeles.

Sandoval, que se fue de 4-2 con tres anotadas y dos impulsadas, bateó sus jonrones número 17 y 18 de la temporada, ambos contra el abridor Tim Stauffer (8-12), que resultaron suficientes para guiar a los Gigantes a su apenas tercera victoria en ocho partidos.