El Corinthians, que hoy cayó por 1-0 en su visita al Coritiba, se mantuvo en el liderato del Campeonato Brasileño gracias a los reveses de sus principales perseguidores en la vigésima primera jornada.

El equipo del entrenador Tite, que lideraba la clasificación con 40 puntos y dos de ventaja sobre el Vasco da Gama, conservó la posición de honor con la misma puntuación, pero ahora con dos de ventaja sobre el Sao Paulo, el más favorecido en una jornada en que los principales aspirantes al título encajaron derrotas.

Además de la derrota a domicilio del líder, el Vasco da Gama sufrió una goleada por 4-1 en su visita al América, el colista de la Liga, y el Flamengo, que era el cuarto en la clasificación, perdió hoy en casa por 1-3 ante el Bahía.

El Botafogo, ahora cuarto en la clasificación y otro que podía arrebatar el liderato al Corinthians, no jugó hoy debido a que su compromiso fue aplazado para el 10 de octubre por pedido del Santos, que tuvo que ceder a la selección brasileña a Neymar, Paulo Henrique Ganso y Danilo.

El Corinthians, que el miércoles ya había disipado una crisis con la victoria por 3-1 sobre el Gremio, confiaba en un nuevo triunfo este domingo que le permitiese consolidarse en el liderato por mérito propio pero terminó sorprendido por un tanto del curitibano Jonas a falta de 20 minutos para el final del partido.

El Corinthians se chocó con un local sólido en la zaga y que al parecer apostaba en un empate. Pero el Coritiba, tras algunos intentos fallidos en el primer tiempo y al percibir que el líder no tenía condiciones de imponerse a domicilio, decidió salir en el segundo tiempo y asumir el dominio del partido.

El juego de los locales mejoró aún más con la entrada del delantero Everson Costa en el lugar de Anderson Anquino. El recién ingresado fue incluso el autor del pase que le permitió a Jonas definir la victoria del Coritiba sobre el líder.

La suerte del Corinthians fue que un Vasco da Gama irreconocible encajó una sorpresiva goleada por 4-1 en su visita al América, el último en la clasificación y que hasta ahora apenas había conseguido dos victorias en el campeonato.

Tras tres victorias y dos empates que lo llevaron al segundo lugar de la clasificación y lo convirtieron en la mayor amenaza del líder, el Vasco da Gama perdió la brújula en el estadio del América.

Los locales se impusieron con dos goles de André Dias y otros dos de Kempes y Marcos Rocha, en tanto que el internacional Juninho Pernambucano descontó para el Vasco da Gama en un tiro libre.

El Vasco sintió la falta no apenas de su técnico, Ricardo Gomes, que permanece hospitalizado tras el derrame cerebral que sufrió el pasado domingo durante el clásico con el Flamengo, sino también del zaguero Dedé, convocado para la selección brasileña, y del centrocampista Felipe, lesionado.

La otra gran sorpresa de la jornada fue la derrota por 1-3 que el Flamengo cedió en casa ante el Bahía. Sin el mundialista Ronaldinho Gaúcho, también concentrado con la selección brasileña, el Flamengo completó seis partidos sin conocer la victoria y se quedó estacionado en el sexto lugar de la clasificación.

El equipo más popular de Brasil fue impotente ante un Bahía que llegó a Río de Janeiro sin el técnico René Simoes, destituido la semana pasada, y dirigido por el interino Eduardo Barroca.

Otro de los primeros en la clasificación que decepcionó fue el Palmeiras, del exseleccionador brasileño y de Portugal, Luiz Felipe Scolari, que cedió un empate en casa al Cruzeiro.

El Palmeiras abrió el marcador por intermedio de Luan, pero el argentino Wálter Montillo, tercer mayor goleador con 11 tantos, consiguió garantizarle el empate al Cruzeiro.

El único que aprovechó la jornada de reveses para los líderes fue el Sao Paulo, que ascendió al segundo lugar en la clasificación tras la victoria a domicilio por 1-2 que consiguió el sábado en su visita al Figueirense, con un gol salvador del campeón mundial Rivaldo.

El Sao Paulo venció pese a que no pudo alinear a doce de sus jugadores por lesión o sanción.

Entre los que destacaron por su ausencia estaban el juvenil Lucas, concentrado con la selección brasileña en Londres, y Dagoberto, el goleador, afectado por fiebre.