El dominicano José Bautista reafirma su liderazgo en el departamento de cuadrangulares al hacer sonar el bate para brillar con luz propia en la jornada del béisbol de las Grandes Ligas.

Mientras que, en el montículo, el abridor puertorriqueño Joel Piñeiro recuperó la fuerza y control de su brazo para regresar a la senda del triunfo.

El poder del bate de Bautista nuevamente fue protagonista en la jornada de las mayores, al pegar de cuatro esquinas y afianzarse como líder jonronero, aunque los Azulejos de Toronto perdieron 3-9 contra los Yanquis de Nueva York, que siguen arrolladores como líderes de la División Este de la Liga Americana.

Bautista (40) pegó batazo de cuatro esquinas en el octavo episodio para mantenerse como líder en ese apartado en las mayores.

El dominicano supera por dos jonrones al segundo clasificado, el jardinero estelar de los Yanquis, Curtis Granderson, que en el duelo con el toletero dominicano se fue sin cuadrangular.

El dominicano conectó de vuelta entera contra su compatriota el relevo Rafael Soriano, sin corredores en circulación, cuando había un "out" en la pizarra.

El primera base venezolano Miguel Cabrera también brilló de manera especial al conectar batazo de vuelta entera y remolcar cuatro carreras para llevar a los Tigres de Detroit a un triunfo por paliza de 18-2 sobre los Medias Blancas de Chicago.

El inicialista venezolano castigó los servicios que le ofrecía desde el montículo el relevo Shane Lindsay, con un corredor en base, cuando el lanzador de los Medias Blancas buscaba poner fin al episodio sacando el último "out".

Cabrera (26), que pegó jonrón de dos anotaciones, terminó con cuatro carreras remolcadas y suma 92 impulsadas en lo que va de campaña.

Piñeiro se hizo de su primer triunfo en casi dos meses y tuvo el apoyo del bateador designado venezolano Bobby Abreu, que se voló la barda para llevar a los Angelinos de Los Ángeles a una victoria por 4-1 sobre los Mellizos de Minnesota.

Piñeiro (6-6) lanzó siete episodios, permitió cinco imparables, un jonrón, una carrera, dio una base y ponchó a uno para acreditarse el triunfo.

El lanzador boricua dominó a 25 enemigos con 90 envíos, 59 dirigidos a la zona perfecta para dejar en 5,11 su promedio de efectividad.

Mientras que Abreu (7) pegó batazo de cuatro esquinas en el primer episodio contra los servicios del abridor Kevin Slowey.

Abreu castigó a Slowey sacando la pelota del campo sin corredores en circulación cuando había dos outs en el episodio.

Mientras que en el campo de los Cardenales, el primera base dominicano Juan Francisco fue el mejor bate al pegar cuatro imparables, récord personal en las mayores, y pegó sencillo remolcador de la anotación del triunfo en el décimo episodio para llevar a los Rojos de Cincinnati a una victoria por 3-2 sobre el equipo de San Luis.

Francisco hizo cinco viajes a la caja de bateo, pegó en cuatro ocasiones y remolcó la carrera de la diferencia en la décima entrada al conectar sencillo al jardín central para llevar al corredor emergente Chris Valaika a la registradora.

El dominicano dejó en .303 su promedio de bateo y llegó a ocho carreras remolcadas en lo que va de temporada.

El parador en corto colombiano Edgar Rentería (5) pegó batazo de cuatro esquinas para los Rojos.

Rentería castigó con toletazo de vuelta entera en el primer episodio, llevando a un corredor en el camino, sobre los lanzamientos del abridor Edwin Jackson.

En la lomita el cerrador dominicano Francisco Cordero (30) lanzó la última entrada y se acreditó el rescate, al dominar a tres enemigos con 10 envíos, seis de ellos perfectos para dejar en 2,37 su promedio de efectividad.

Entre los toletes productivos estuvo el del primera base venezolano Martín Prado, que pegó sencillo remolcador de la carrera del triunfo en el noveno episodio, y los Bravos de Atlanta derrotaron 4-3 a los Dodgers de Los Ángeles, que vieron rota su racha de seis victorias consecutivas.

En el noveno episodio, Prado pegó sencillo al jardín izquierdo para remolcar al guardabosques dominicano José Constanza con la carrera que marcó el triunfo de la novena de Atlanta.

Su compatriota, el guardabosques Jesús Guzmán se fue perfecto para llevar a los Padres de San Diego a un triunfo por 7-2 sobre los Rockies de Colorado.

Mientras que el guardabosques venezolano Jesús Guzmán se fue perfecto.

Guzmán tuvo tres viajes a la caja de bateo y en las tres ocasiones hizo contacto con la bola, para dejar en .337 su promedio de bateo, y pisó una vez la registradora.

El abridor venezolano Jeanmar Gómez dominó desde el montículo para llevar a los Indios de Cleveland a una victoria por 9-6 sobre los Reales de Kansas City.

Gómez (2-2) lanzó en cinco episodios y un tercio, permitió seis imparables, una carrera, dio tres bases por bolas y retiró a dos por la vía del ponche.

Gómez concluyó su labor con 93 lanzamientos, 59 a la zona perfecta del strike, para dejar en 4,11 su promedio de efectividad, después de dominar a 24 bateadores enemigos.