Lituania consiguió ante Portugal, en el último partido del Grupo A del Europeo, una victoria (69-98) terapéutica y sin trascendencia, porque su clasificación para la segunda fase estaba ya sentenciada fuese cual fuese el resultado.

Tras la estrepitosa derrota de ayer ante España, Lituania necesitaba un baño de autoestima y la débil selección de Portugal, que no ha conseguido una sola victoria, fue la que pagó los platos rotos.

El seleccionador lituano, Kestutis Kemzura, movió el banquillo para conseguir una victoria sin paliativos y sin ninguna trascendencia.

- Ficha técnica:

69 - Portugal (16+19+15+19): Da Silva (10), Andrade (16), Evora (8), Miranda (5) y Santos (9) -equipo inicial-, Tavares (14), Costa, Minhava (2), Sousa, Fonseca (3), Silva y Gonçalves (2).

98 - Lituania (28+13+27+30): Kalnietis (10), Pocius (14), Jankunas (6), Jasaitis (12) y Valanciunas (8) -equipo inicial-, Kaukenas (13), Delininkaitis (4), Songaila (6), Lavrinovic (8), Jasikevicius (14) y Javtokas (3).

Árbitros: Sergey Mikhaylov (RUS), Petar Obradovic (BIH) y Sergiy Zashchuk (UKR). Eliminados por cinco personales Fonseca, Gonçalves y Jankunas.

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta y última jornada del grupo A de la primera fase del campeonato de Europa disputado en el Panevezys Arena ante unos 4.500 espectadores.