El francés Johann Zarco (Derbi), en 125 c.c.; el alemán Stefan Bradl (Kalex), en Moto2; y el australiano Casey Stoner (Honda), en MotoGP; relegaron a los pilotos españoles a las segundas posiciones de las parrillas de salida de las tres carreras del Gran Premio de San Marino que se disputará mañana.

A pesar de esto, tanto Jorge Lorenzo (Yamaha) y Dani Pedrosa (Honda) en la máxima cilindrada tienen, sobre todo el primero, serias opciones de imponerse en el circuito italiano de Misano, a pocos kilómetros de la República de San Marino.

Lo mismo ocurre en las categorías de 125 c.c. y Moto2, en las que Héctor Faubel (Aprilia) y Nico Terol (Aprilia) secundaron a Zarco, y en Moto2, en la que Marc Márquez tiene incluso mejor ritmo de carrera que su rival en la categoría en la pelea por el campeonato, Bradl.

Esta tarde, Lorenzo tuvo la "pole" al alcance de su mano en su penúltimo giro, cuando en los dos primeros parciales había rodado por debajo del mejor crono de Stoner, pero falló en los dos últimos sectores y consiguió un tiempo de 1:33.258 por 1:33.138 del australiano.

Por detrás de los dos primeros en el Mundial de MotoGP se clasificó otro español, Dani Pedrosa (Honda), con 1:33.318, y en la cuarta posición lo hizo el estadounidense Ben Spies, con 1:33.947, compañero de Lorenzo.

Al comienzo de los entrenamientos, Lorenzo se situó en la primera plaza por delante de Pedrosa, Stoner y Spies, y empalmó, al igual que hiciera ayer, una sobresaliente serie de nueve giros por debajo de 1:35. Entre ellos, el noveno en 1:33.716 que le valió para establecer la "pole" provisional.

Cuando faltaba un cuarto de hora para el fin de los entrenamientos, el australiano sacó a Lorenzo del primer puesto con 1:33.495 en su decimoséptima vuelta. En la posterior, el oceánico sería todavía más rápido para marcar el 1:33.138 que le da la "pole".

Álvaro Bautista (Suzuki) no pudo pasar de la octava plaza tras haber sido mediada la tanda cuarto, con un tiempo de 1:34.360, una por delante de su compatriota Héctor Barberá, noveno y el mejor sobre una Ducati, con 1:34.592.

El crono de Barberá es, incluso, mejor que el del italiano Valentino Rossi, en el considerado el gran premio de "su casa" y de su marca, pues vive a una veintena de kilómetros del circuito y la factoría de Ducati está a un centenar de kilómetros, en Bolonia. El nueve veces campeón del mundo fue undécimo con 1:34.676.

Otro español, Toni Elías (Honda), saldrá mañana, domingo, desde la última marca de la recta de Misano, al haber sido hoy decimoséptimo con 1:36.167.

En 125 c.c., Terol, que había dominado los libres se vio relegado por su rival en la pelea por el campeonato, Zarco, al que saca 26 puntos, y por su compañero de equipo Faubel, segundo con 1:43.440 por 1:43.247 del galo y 1:43.604 de su compatriota.

En Moto2, Márquez se fue al suelo en una frenada pero demostró ser bastante más rápido junto a Bradl que el resto de sus rivales. El germano estableció un registro de 1:37.828 en su mejor giro por 1:38.084 del español.