La tenista italiana Flavia Pennetta dio la campanada en la quinta jornada del Abierto de Estados Unidos tras echar del torneo a la rusa Maria Sharapova, tercera cabeza de serie, tras derrotarla por 6-3, 3-6 y 6-4, tras dos horas y medio de partido.

Sharapova, vencedora del torneo en 2006, era una de las grandes favoritas para ocupar el trono de la belga Kim Clijster, ausente en Nueva York por lesión tras haber ganado en los dos últimos años.

La rusa, que venció recientemente en el Masters de Cincinnati y este año había hecho final en Wimbledon y semifinal en Roland Garros, se atragantó ante el juego de la transalpina, que supo imponer el ritmo que le convenía.

Pese a perder el primer set, Sharapova se rehizo en una segunda manga de alternativas, con continuos 'breaks' y que finalmente cayó del lado de la rusa.

La emoción subió muchos enteros en la manga definitiva. Sharapova no encontraba la continuidad en su juego y seguía cometiendo muchísimos errores no forzados, acabó con 60 por 30 golpes ganadores, lo que de nuevo dio ventaja a la italiana que se situó con 4-1.

En un arranque de orgullo, Sharapova consiguió igualar el partido a cuatro juegos, pero cuando defendía con su servicio la continuidad en el partido cometió dos dobles faltas consecutivas que dejaron en bandeja el 'break' y el partido a la pupila de Gabriel Urpi.