Mikel Odriozola, que competirá este sábado en la prueba de 50 kilómetros marcha, asegura que llega "descansado" después de varios años compitiendo desde el mes de abril, y se fija como objetivo mejorar el sexto puesto de los Mundiales de Osaka 2007.

"Después de los últimos años, en los que he tenido que estar disputando las Copas del Mundo en mayo y luego en junio, que no llegaba bien al campeonato más importante del año, ahora llego más fresco. Después del campeonato de España descansé bien y hemos hecho bien las cosas. Yo creo que voy a estar competitivo", declaró a EFE.

El calor y la humedad de Daegu no le preocupan a Odriozola. "He estado dos semanas entrenando en Mallorca, donde hacía calor y humedad, y estoy contento del trabajo que hemos hecho. El objetivo, ahora, es mejorar el sexto puesto de Osaka y en cualquier caso hacer un papel importante", indicó el donostiarra.