Los fiscales federales retiraron tres cargos de mentir bajo juramento contra Barry Bonds, varios días después de que una jueza confirmó que el rey de los jonrones de las Grandes Ligas recibiría sentencia por otro de obstrucción a la justicia del que fue encontrado culpable.

La oficina del fiscal federal de San Francisco informó el miércoles que retiraba los tres cargos por hacer declaraciones falsas, en los que el jurado no pudo alcanzar un decisión unánime en el juicio a que Bonds fue sometido el pasado abril.

La fiscalía ha valorado la decisión de la jueza federal Susan Illston de mantener la culpabilidad de Bonds y dictaminar sentencia el próximo mes de diciembre como la confirmación de que sus acusaciones contra el rey de los jonrones estaban plenamente justificadas.

Aunque un jurado no pudo alcanzar la unanimidad sobre los tres cargos que ahora le han sido retirados, la fiscalía podrá en un futuro, si la sentencia contra Bonds no le satisface, volverlo a incriminar.

Además la fiscalía, con su decisión de retirar los cargos, no se ve obligada a iniciar el proceso de un nuevo juicio en un periodo de sólo 30 días y podría negociar con Bonds si el rey de los jonrones quiere apelar la sentencia que dicte en su contra la jueza Illston.

Se da por hecho que la fiscalía pedirá cárcel para Bonds por obstrucción a la justicia como hizo con todos los implicados en el escándalo de los esteroides sintéticos que se fabricaban en lo ya desaparecidos laboratorios "BALCO" y que luego le eran suministrados a atletas de elite como la ex corredora Marion Jones, que fue enviada a prisión.

Bonds se ha convertido en el pelotero más famoso que ha sido encontrado culpable de algún cargo en la investigación federal que llevo a cabo el agente Jeff Novitzky sobre el consumo de esteroides por los atletas profesionales en Estados Unidos.

Mientras que la oficina de la fiscalía federal en San Francisco no quiso hacer ningún comentario sobre su decisión, el abogado de Bonds, Allen Ruby, dijo que su equipo legal estaba centrado en la sentencia que podría recibir el próximo mes de diciembre y declinó hablar de la posibilidad de presentar una apelación.