El hijo del mítico pertiguista Sergei Bubka, que además del gran parecido físico comparte también el mismo nombre que su padre, consiguió en el Abierto de Estados Unidos la primera victoria en un Grand Slam de su carrera tenística, al imponerse al austríaco Andreas Haider-Maurer por 6-3, 6-2, 3-6 y 6-4.

Este triunfo ha supuesto el mayor éxito en la carrera de Sergei Bubka Jr., a pesar de contar ya con 24 años, puesto que apenas ha destacado profesionalmente en el tenis.

Actualmente ocupa el puesto 207 de la ATP y la mejor clasificación de su carrera la logró hace dos años, cuando llegó a ser el 176 del mundo. Habitual en los "challenger", este año sólo había jugado cuatro partidos en torneos ATP, con dos victorias y dos derrotas en los torneos de Doha y Dubai.

En la siguiente ronda del torneo neoyorquino se medirá al francés Jo Wilfred Tsonga, contra el que ya jugó este año en Doha, en un partido que perdió por 6-2 y 6-4 en segunda ronda.