La marcha triunfal de los Cascabeles de Arizona se extendió al séptimo partido consecutivo después de ganar con autoridad por 5-1 a los Rockies de Colorado.

Esta vez los protagonistas del triunfo fueron el abridor Daniel Hudson, que lanzó siete entradas sin permitir anotación, y el tercera base Ryan Roberts, que pegó jonrón para darle toda la ayuda que necesitaba.

Además Hudson también ayudó su causa al pegar sencillo impulsador para los Cascabeles, que han ganado 10 partidos consecutivos en su campo y nueve de 13 contra los Rockies.

Los Cascabeles (76-59), que han permitido dos carreras o menos en cada uno de los triunfos consecutivos, empatan con los Cerveceros de Milwaukee para la racha más larga en lo que va de temporada y se quedan a uno de la franquicia que establecieron en la del 2002.

Hudson (14-9) superó su mayor peligro en el segundo episodio cuando permitió que llegasen corredores en segunda y tercera base con un "out" en la pizarra, pero inició una racha de retirar a 11 bateadores consecutivos.

El abridor estelar derecho espació tres imparables --todos sencillos--, y dio tres bases por bolas para abanicar a ocho bateadores en lo que fue su segunda decisión consecutiva.

La derrota se la quedó el abridor Alex White (0-1), que lanzó seis entradas completas para permitir siete imparables con cinco carreras limpias, dio seis bases por bolas y retiró a tres bateadores por la vía del ponche.