El Internacional brasileño, liderado por un imparable Leandro Damiao, venció hoy por 3-1 al Independiente argentino en Porto Alegre y conquistó su segunda Recopa Sudamericana, el título disputado anualmente por los campeones de la Copa Libertadores y de la Copa Sudamericana.

El Inter, campeón de la Libertadores el año pasado y con dos goles de Leandro Damiao y uno de penalti de Kléber, logró una victoria sólida en casa tras haber perdido por 2-1 en el partido de ida en Avellaneda, en donde Damiao ya había dejado su marca.

Y el delantero, máximo artillero de Brasil en la temporada, justificó hoy por qué fue convocado para la selección brasileña con dos goles en cinco minutos que definieron la victoria del equipo colorado de Porto Alegre ante sus hinchas en el estadio Beira-Río.

En las dos anotaciones, además, Damiao eludió con facilidad al ídolo del Independiente Gabi Milito, el zaguero central argentino que regresó este año al club en que se hizo profesional tras varias temporadas de éxito en el Barcelona español.

El Internacional, que ya había conquistado la Recopa en 2007, se suma a los clubes Sao Paulo brasileño, Olimpia paraguayo y Liga de Quito ecuatoriano, que también tienen dos títulos, pero aún está lejos del Boca Juniors, rey de la competición con seis títulos.

El club brasileño sucede precisamente al Liga de Quito, que se proclamó campeón de la Recopa en 2010 al imponerse al argentino Estudiantes y en 2009 al vencer precisamente al Internacional.

El Inter, urgido de la victoria, comenzó acelerado y en los primeros minutos protagonizó varias jugadas de peligro que dejaron claro que le impondría su ritmo al partido y que estaba dispuesto a ponerse en ventaja desde temprano.

Pese a que Oscar apenas lució en algunos momentos y se mostró cansado tras haber conquistado el sábado en Colombia el Mundial Sub'20 con la selección brasileña, Leandro Damiao demostró que asumiría la responsabilidad de liderar al equipo colorado.

El delantero le mostró desde temprano que le complicaría la vida a los defensores argentinos, especialmente a Milito.

Y, con su olfato goleador, definió el partido en cinco minutos.

A los 20 minutos recibió en la punta derecha un lanzamiento de Guiñazu y, tras deshacerse de Milito y de Maxi Velázquez con un simple regate, pateó hacia un ángulo inalcanzable para Navarro.

Cinco minutos después le ganó una disputa aérea a Milito, dejó atrás al exbarcelonista y quedó libre para volver a obligar a Navarro a buscar el balón dentro de la red.

Poco después un nuevo error de Milito por poco le cuesta un nuevo gol al Independiente debido a que volvió a dejar a Leandro Damiao libre para avanzar, pero el goleador terminó pateando fuera.

El Independiente reaccionó en los últimos minutos del primer tiempo y amenazó la portería de Muriel con jugadas peligrosas del colombiano Marco Pérez, autor del gol del triunfo en Avellaneda, y de Facundo Parra, que volvió hoy tras recuperarse de una lesión.

En el segundo tiempo, el técnico Antonio Mohamed le dio otra cara al partido al mandar a las duchas a Jorge Iván Pérez para colocar a un jugador más ofensivo como Iván Vélez.

La sustitución surtió efecto tres minutos después cuando Maxi Velázquez, más libre para ir al ataque, recibió un pase en el área y, tras vencer a Muriel, redujo la cuenta para los argentinos.

El técnico Dorival Júnior fue obligado a modificar su esquema ofensivo debido a que el creativo argentino Andrés D'Alessandro sintió una lesión y fue sustituido por Andrezinho.

Y para mejorar el ataque en momentos en que el Inter necesitaba desesperadamente de un gol para evitar la prórroga, sustituyó a Dellatorre por un descansado Jó.

Fue precisamente una invasión de Jó en el área la que obligó a Navarro a derribarlo y que obligó a Larrionda a pitar un penalti. Y el defensor Kléber no perdonó y volvió a colocar al Internacional en ventaja en momentos en que los hinchas ya se desesperaban.

- Ficha técnica:

3. Internacional: Muriel; Nei, Bolívar, Indio, Kleber; Elton, Pablo Guiñazu, Andrés D'Alessandro (m.68, Andrezinho), Oscar; Dellatorre (m.71, Jó) y Leandro Damiao. Entrenador: Dorival Júnior.

1. Independiente: Hilario Navarro; Eduardo Tuzzio, Julián Velázquez, Gabriel Milito, Maximiliano Velázquez; Hernán Fredes (m.84, Leonel Núñez), Cristian Pellerano, Jorge Iván Pérez (m.46, Iván Vélez); Osmar Ferreyra (m.84, Matías Defederico); Marco Pérez y Facundo Parra. Entrenador: Antonio Mohamed.

Goles: 1-0, m.20: Leandro Damiao. 2-0, m.25: Leandro Damiao. 2-1, m.48: Maxi Velázquez. 3-1, m.83: Kléber, de penalti.

Árbitro: el uruguayo Jorge Larrionda amonestó a Maxi Velázquez, Tuzzio, Ferreyra y Fredes.

Incidencias: Partido de vuelta de la Recopa Sudamericana disputado en el estadio Beira-Río, de la ciudad brasileña de Porto Alegre.