El español Jorge Lorenzo (Yamaha), actual campeón mundial de MotoGP, ha expresado su ilusión ante el Gran Premio de Indianápolis, que tendrá lugar el domingo en el mítico trazado estadounidense, donde acude "preparado para recuperar el terreno perdido en Brno" en la última prueba.

Lorenzo fue cuarto el pasado día 14 en el circuito checo, hecho que, junto a la victoria del australiano Casey Stoner (Honda), le ha dejado segundo en la general del Mundial a 32 puntos del 'aussie'.

"Estoy ahora en buena forma y preparado para recuperar el terreno perdido en Brno, donde un error me ha distanciado más de Casey", señaló el piloto balear en un comunicado de Yamaha en referencia a la equivocación a la hora de elegir el neumático delantero en la República Checa, que mermó sus opciones en carrera.

Lorenzo señaló que el circuito de Indianápolis le gusta y tiene "en el recuerdo maravillosos momentos como los podios de 2008 y 2010 y el triunfo de 2009 en el que llevé el casco del Capitán América".

"Siento una gran energía en Indy y espero que ésta me ayude en la lucha por el título. Tengo ganas de volver a Estados Unidos y subirme de nuevo a la M1", apuntó.