El abridor dominicano Wandy Rodríguez se encargó de hacer notar la efectividad de la serpentina latinoamericana en las Grandes Ligas, al conseguir su novena victoria de la temporada.

Rodríguez subió a la lomita de su campo del "Minute Maid Park" para dirigir a los Astros de Houston a una victoria por blanqueada de 6-0 sobre los Gigantes de San Francisco, que siguen en línea descendente.

En el primer juego de la serie entre ambas novenas, Rodríguez fue el brazo clave al dominar desde el montículo y darles a los Astros su tercera victoria seguida.

El serpentinero dominicano dejó su marca en 9-9 después de trabajar ocho episodios, permitir cinco imparables, regalar dos pasaportes y ponchar a ocho para acreditarse el triunfo.

El abridor concluyó su labor con 109 envíos, 72 perfectos para dejar en 3,31 su promedio de efectividad después de poner bajo control a 30 bateadores enemigos.

Rodríguez, que sólo ha tenido una racha ganadora de dos victorias consecutivas en lo que va de campaña, del 13 y el 18 de junio, sumó su segundo triunfo en lo que va del mes, por el mismo número de derrotas.

En el apartado del poder de los bates, el antesalista venezolano Wilson Ramos apoyó con vuelacercas para los Nacionales de Washington, que vencieron 8-4 a los Filis de Filadelfia.

Ramos (10) apoyó el ataque con vuelacercas en el quinto episodio al castigar al relevo Kyle Kendrick, ante quien desapareció la pelota del campo sin corredores en circulación.

Para el venezolano fue su primer jonrón en el mes de agosto, y el primero que pega desde el 16 de julio, cuando conectó contra los Bravos de Atlanta.

Con otro triunfo en sus nudillos terminó su compatriota el relevo Juan Cruz, al lanzar para los Rays de Tampa Bay, que derrotaron 3-2 a los Marineros de Seattle.

Cruz (5-0) ayudó a que los Rays consiguieran tres triunfos seguidos al lanzar dos tercios de episodio, permitió un imparable y retiró a uno por la vía del ponche.

El dominicano enfrentó solamente a dos enemigos y los dominó con nueve envíos, seis perfectos para dejar en 3,89 su promedio de efectividad.

En el apartado de rescates, el cerrador dominicano José Valverde se acreditó su número 36 en la campaña en el triunfo de los Tigres de Detroit por 4-1 sobre los Indios de Cleveland.

Valverde (36) lanzó el último episodio para acreditarse el rescate.

El dominicano lo consiguió con 14 envíos, ocho perfectos para dejar en 2,65 su promedio de efectividad. Valverde consiguió su rescate 36 en el mismo número de intentos.

En ese mismo camino estuvo el cerrador Neftalí Feliz para acreditarse el rescate en la victoria de los Vigilantes de Texas, que vencieron 7-4 a los Medias Blancas de Chicago.

Feliz (25) se acreditó el rescate en un episodio, consiguiendo dos ponches.

El dominicano hizo 10 envíos, ocho de ellos perfectos para dejar en 3,17 su promedio de efectividad.

Otro dominicano que se acreditó el salvamento fue el cerrador Francisco Cordero, que aseguró la victoria de los Rojos de Cincinnati por 11-8 sobre los Piratas de Pittsburgh.

Cordero (25) se acreditó el rescate en una entrada perfecta al dominar a tres enemigos, ante quienes hizo nueve envíos, siete perfectos y dejó en 2,39 su promedio de efectividad.

Si Ramos mostró el poder de su bate, en las mayores también se manifestaron los bates productivos como el del primera base mexicano Adrián González, que apoyó el triunfo de los Medias Rojas de Boston, que vencieron 7-1 a los Reales de Kansas City.

González tuvo cuatro viajes a la caja de bateo y pegó tres de los 13 imparables que conectaron los Medias Rojas.

El mexicano dejó en 3,46 su promedio de bateo y remolcó una carrera para llegar a 93 en lo que va de la campaña.

En la lomita el cerrador mexicano Alfredo Aceves (2) se apuntó el rescate en tres entradas y dos tercios de episodio, permitió un imparable, dio una base y ponchó a tres.

Aceves dominó a 13 enemigos con 45 envíos, 31 perfectos para dejar en 3,06 su promedio de efectividad.

En la derrota el guardabosques puertorriqueño Ángel Pagán jugó con un bate efectivo, y ayudó a los Mets de Nueva York, pero éstos perdieron 1-6 contra los Cerveceros de Milwaukee, que cada día consolidan más su condición de líderes destacados en la División Central de la Liga Nacional.

Por los Mets, Pagán viajó cuatro veces a la caja de bateo e hizo contacto en tres ocasiones con la pelota, y conectó 3 de los 11 incogibles de la novena neoyorquina.