El presidente de la FIFA Joseph Blatter ratificó el viernes su apoyo a la decisión de la Federación Mexicana de Fútbol de absolver a cinco jugadores de la selección que dieron positivo por clembuterol, luego que la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) apeló esa resolución.

Las autoridades del fútbol mexicano aceptaron la explicación de que el consumo de carne contaminada provocó la presencia de la sustancia prohibida en un control realizado en mayo durante la concentración de México antes de la Copa de Oro de la CONCACAF. La FIFA respaldó ese fallo.

Pero la AMA decidió recurrir el caso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), la última instancia.

"Respaldamos la decisión y somos parte de (la apelación) en el TAS", declaró Blatter en una rueda de prensa en Bogotá antes de la final del Mundial Sub20.

"Vamos a tratar ese tema internamente y no podemos discutirlo, porque está en trámite", añadió.

El portero Guillermo Ochoa, flamante fichaje del Ajaccio francés, es uno de los futbolistas que arrojaron positivo y que se perdieron la Copa de Oro. Los otros son los zagueros Francisco Rodríguez y Edgar Dueñas y los volantes Antonio Naelson "Sinha" y Christian Bermúdez.

La AMA suele exigir suspensiones de hasta dos años para los atletas que incurren por primera vez en dopaje y de cuatro años en casos de dopaje sistemático.

El TAS no ha fijado fecha para la audiencia.