El joven extremo portugués Luís Miguel Afonso Fernandes "Pizzi", propiedad del Sporting de Braga, y el internacional luso Rúben Micael, del Oporto, podrían acompañar al colombiano Falcao en su traspaso al Atlético de Madrid.

Así lo asegura hoy la prensa deportiva lusa, que da prácticamente por cerrada la incorporación de Pizzi a cambio de unos ocho millones de euros y que considera que el acuerdo por los "dragones" Falcao y Micael está a punto de alcanzarse a cambio de un desembolso de entre 45 y 50 millones de euros.

De esta forma, el Atlético podría reforzar su plantilla con tres nuevos jugadores de una tacada, todos ellos procedentes de la Liga lusa.

Los tres futbolistas, además, están representados por el mismo agente, el también portugués Jorge Mendes.

Pizzi, que destacó el año pasado durante su cesión al Paços de Ferreira -diez goles en 33 partidos entre Liga y Copa de la Liga-, tiene 21 años y juega como en el frente del ataque, normalmente como segundo punta, y brilla por su técnica y velocidad.

El futbolista es internacional sub 21 por su país y ha sonado para otros equipos como el Besiktas turco.

Rúben Micael, por su parte, era una de las mayores promesas del fútbol portugués cuando fue fichado en enero de 2010 por los "dragones" procedente del Nacional de Madeira a cambio de tres millones de euros por el 60 por ciento de su pase.

Mediocentro ofensivo, el año pasado estuvo a la sombra del argentino Belluschi y de su compatriota Moutinho, titulares en el centro del campo del Oporto, aunque acabó participando en 22 partidos de Liga, la mayoría como suplente.

Micael, además, es internacional absoluto con Portugal y ha entrado con asiduidad en las últimas convocatorias de Paulo Bento.

El traspaso del centrocampista está tasado en cerca de 10 millones de euros, que se sumarían a los 35-40 millones por los que se rumorea que podría salir el delantero Radamel Falcao.

La prensa lusa también especula con la posibilidad de que el Oporto acuda al mercado en busca de un punta en caso de que finalmente se concrete la salida del colombiano, una vez el puesto que ocupa Micael ha sido cubierto con la incorporación del belga Steven Defour, por el que se han pagado 6,5 millones de euros al Standard de Lieja. EFE