El veterano Derek Jeter sigue siendo figura clave para el bateo oportuno y productivo de los Yanquis de Nueva York que se aprovecharon de un triple impulsador de dos carreras y lograron la victoria por 7-4 ante los Reales de Kansas City.

Jeter pegó tres imparables e impulsó tres carreras, incluyendo un triplete de dos anotaciones en la sexta entrada con el que los Yanquis se pusieron por delante y no dejarse alcanzar por los Reales.

Mientras que el segunda base dominicano Robinson Canó se fue de 5-2 con una carrera anotada y el veterano puertorriqueño . El puertorriqueño Jorge Posada, que volvió a salir de bateador designado, tuvo de 2-1 y pisó dos veces la registradora para seguir productivo.

La otra buena noticia para los Yanquis fue ver como el abridor A.J. Burnett al final consiguió ya su primer triunfo en un mes de agosto desde que llegó al los Bombarderos del Bronx.

Burnett (9-9) permitió 10 imparables y regaló un pasaporte en cinco entradas y dos tercios, para ceder tres carreras.

El abridor derecho no había podido ganar en 13 aperturas en agosto, desde que firmó el contrato por 82,5 millones de dólares con los Yanquis, y se había ido con una marca de 0-8 y un promedio de 7,18 en carreras limpias permitidas.

Incluso perdió su última apertura en agosto cuando lanzaba por los Azulejos de Toronto, en la temporada del 2008, siendo su mes gafe.

El cerrador panameño Mariano Rivera selló la victoria al trabajar perfecto el noveno episodio para conseguir el trigésimo primer salvamento de la temporada.

La victoria, la segunda consecutiva, dejó a los Yanquis con marca de 73-46 y compartir junto a los Medias Rojas de Boston, que tuvieron jornada de descanso, el primer lugar de la División Este de la Liga Americana.

A pesar de la derrota, el jardinero central dominicano Melky Cabrera se fue de 3-1 con dos carreras impulsadas para los Reales, que también tuvieron una carrera anotada por el campocorto venezolano Alcides Escobar.