La estadounidense Serena Williams ganó el torneo de tenis de Toronto, sobre pista dura, ante la australiana Samantha Stosur, a la que derrotó por 6-4 y 6-2 en poco más de una hora y cuarto de juego.

La victoria refuerza a la norteamericana como una de las principales favoritas en los pronósticos del próximo Abierto de Estados Unidos, que arranca dentro dos semanas.

Williams, que hace quince días se apuntó el torneo de Stanford, logró nueve saques directos y un 89 por ciento de efectividad con el primer servicio frente a la oceánica.

La menor de las hermanas Williams ocupa la posición ochenta de la clasificación mundial y la cita canadiense era su cuarta aparición, tras permanecer un año apartada de las pistas por diversos problemas físicos.