El delantero uruguayo Christian Ricardo Stuani se ha mostrado hoy consciente de la responsabilidad que va a recaer este año sobre él en el Racing de Santander, como principal referencia del equipo en ataque, pero ha dicho que está preparado para asumirla y ha confiado en que los goles acabarán llegando.

"Para mí, lo primero es el trabajo y el sacrificio y, a partir de ahí, los goles van a venir solos. Los goles vienen acompañados de todo un equipo. El delantero está para finalizar", ha señalado Stuani, que ha firmado por el Racing como cedido por la Reggina.

El jugador uruguayo, de 24 años, llega a Santander para cubrir las bajas que han dejado en la delantera del Racing las salidas de Markus Rosenberg e Iván Bolado, una función que asume precedido de su buen rendimiento en esa faceta tanto en su país, como en España.

Stuani fue el máximo goleador de la Primera División uruguaya en su última temporada en su país (2007-2008), ha sido segundo máximo goleador de la Segunda División española con el Albacete (2009-2010) y la pasada campaña anotó diez tantos con el Levante en Primera.

"Uno está preparado para estas instancias. Con trabajo, dedicación, humildad y sacrificio llega todo lo demás. Yo tengo confianza", ha señalado el joven jugador en su presentación con el Racing, al ser preguntado sobre la responsabilidad que asume.

Aunque sigue perteneciendo a la Reggina Calcio, Stuani afronta con el Racing su tercera cesión en el fútbol español.

Hoy, el nuevo delantero racinguista ha agradecido la oportunidad que se le ofrece de permanecer en la Liga y ha recalcado que se siente más cómodo en el fútbol español que en el italiano.

También ha quitado importancia al largo proceso de negociación que ha precedido a su llegada al Racing, equipo en el que ahora todas las operaciones tienen que recibir la supervisión de los administradores judiciales del club, en suspensión de pagos.

"Ha sido por los documentos, porque son muchas partes las que se tienen que poner de acuerdo. Pero está todo arreglado y ya soy jugador del Racing. Estoy contento y orgulloso de ello", ha añadido.

El presidente del club, Francisco Pernía, ha corroborado que el retraso acumulado en esta operación se debe a la situación económico-jurídica en la que se encuentra el equipo.

También ha señalado que, con la llegada de Stuani y del argentino Lautaro Acosta, cedido por el Sevilla, el Racing tiene prácticamente cerrada su plantilla, a la espera de contratar a un pivote.

Y no ha ocultado que, para cubrir ese puesto, el elegido puede ser Antonio Tomás, porque llegaría al club libre y da el perfil del jugador que el técnico Héctor Cúper quiere para ese puesto.