El Consejo Mundial de Boxeo (CMB) criticó hoy a la televisión mexicana por disputarse la audiencia por este deporte al programar para el 17 de septiembre peleas simultáneas de campeones mexicanos.

Según el CMB, las dos cadenas de la televisión mexicana, a las que no menciona por su nombre, programaron dos peleas cada una para el 17 de septiembre, con lo cual "tendremos al pueblo mexicano cambiando canales sin ton ni son", una audiencia dividida.

La crítica del CMB surgió debido a que una de estas peleas, la que enfrentará al campeón medio del CMB, el mexicano Julio César Chávez Jr. ante su rival Ronald Hearns, ha sido adelantada del 24 de septiembre al 17 del mismo mes.

El CMB pidió que esta pelea Chávez-Hearns vuelva a su fecha original del 24 de septiembre para que el público mexicano pueda gozar dos fines de semana, que pueden ser los mejores en la historia del boxeo mexicano.

El organismo ha advertido que de no ser escuchado, pedirá una votación a su consejo de gobierno para quitarle el aval a la pelea por "acciones que redunden en perjuicio del boxeo".

La retirada del aval supondría que la pelea se desarrollaría pero sin que estuviera de por medio la disputa del título del CMB.

El 17 de septiembre está anunciada en Estados Unidos la peleas del campeón welter, el mexicano Víctor Ortiz, contra el estadounidense Floyd Mayweather.

También peleará en la misma fecha el mexicano Erik Morales, que disputará el título vacante súper ligero contra el argentino Lucas Matthysse, y el mismo día el mexicano Saúl Álvarez arriesgará el súper welter ante su compatriota Alfonso Gómez.