Una vez más el bateo oportuno y productivo surgió para que los Cascabeles de Arizona viniesen desde atrás y venciesen en la décima entrada por 8-5 a los Astros de Houston.

El jugador clave para los Cascabeles (66-53), que ganaron el tercer partido consecutivo y se consolidaron el primer lugar de la División Oeste de la Liga Nacional, fue el jardinero central Chris Young que pegó jonrón de tres carreras para romper el empate en la pizarra (5-5).

Los Astros tenían la ventaja de 5-3 al comienzo de la parte baja de la novena entrada cuando el bateador emergente Paul Goldschmidt pegó un jonrón de dos carreras contra el relevista Mark Melancon para su segundo cuadrangular como profesional.

El tercera base Ryan Roberts y el jardinero derecho Justin Upton abrieron el turno de bateo en la décima entrada con sencillos consecutivos contra el relevista Jeff Fulchino (1-4), que iba a cargar con la derrota.

Fulchino dejó el montículo para que saliese el venezolano Sergio Escalona y aunque retiró a su compatriota, el receptor Miguel Montero, no pudo evitar que Young le bogase la pelota por encima de la valla del jardín derecho para decidir el triunfo de los Cascabeles con lo que fue el sexto cuadrangular que gana el partido para su equipo.

Montero, que se fue de 5-1 e impulsó carrera, jugó una gran defensa al sacar a tres jugadores "outs" en la segunda cuando intentaban robarla, su mejor marca como profesional, y dejando a los Astros con 0-4.

El relevista J.J.Putz (2-2) lanzó sin anotación el décimo episodio para quedarse con la victoria que permitió a los Cascabeles ponerse con un juego de ventaja sobre los Gigantes de San Francisco (64-54), que tuvieron jornada de descanso, y son segundos en la clasificación de la División Oeste.

El jardinero central Jason Bourgeois y el segunda base venezolano José Altuve pegaron tres imparables cada uno para los Astros de Houston (38-80), que perdieron el tercer partido consecutivo y tienen la peor marca de las Grandes Ligas.