Brasil quedó cruzando los dedos el miércoles para que la lesión que sufrió su ariete Henrique no sea de gravedad.

El delantero metió a los 46 minutos el primer gol de la victoria sobre Arabia Saudí por los octavos de final del Mundial Sub20, pero a los 60 debió abandonar el partido al sufrir una lesión en su mano izquierda tras caer cuando intentaba ingresar a zona árabe en busca de su segundo tanto en la noche.

El atacante del Sao Paulo sumó su tercer diana en el torneo y su lesión preocupa sobremanera a la "verdeamarela" con miras al partido de los cuartos de final el domingo en Pereira contra España.

"Es uno de los goleadores. Está teniendo un gran torneo", destacó el técnico brasileño Ney Franco. "La expectativa nuestra es que la lesión no sea grave y lo podamos tener para el siguiente compromiso".

Henrique llegó como suplente al Mundial y Brasil terminó empatando 1-1 con Egipto en el debut. Franco no dudó en sacarlo como titular en el siguiente compromiso contra Austria, en el que metió uno de los tres goles de la victoria sobre los europeos 3-0. Incluso, en Colombia le ganó la partida a su compañero del ataque Willian, quien comenzó en la banca ante Arabia Saudí.

Henrique fue sustituido por el volante ofensivo Dudu, quien marcó el tercer tanto de la victoria y su segunda diana en el certamen.