Los Filis de Filadeldia con su abridor estelar Cliff Lee pintaron de blanco a los Gigantes de San Francisco y los Cardenales de San Luis, con el primera base dominicano de estrella, recuperaron terreno en la lucha por el liderato de la División Central.

Lee recibió siete imparables al cubrir la ruta completa, mientras que los jardineros Hunter Pence --su última adquisición traspasado por los Astros de Houston-- y John Mayberry conectaron cuadrangulares consecutivos para que los Filis venciesen 3-0 a los Gigantes.

Lee (11-7) se vio dominante en su primera apertura de los últimos dos años en contra de los Gigantes, ponchó a ocho --cuatro veces al jardinero izquierdo Cody Ross-- y no dio bases por bolas.

La gran labor de Lee le permitió retirar hasta 10 bateadores en fila en su quinta blanqueada de la temporada, la mejor marca en las Grandes Ligas en lo que va de campaña.

Lee se reivindicó de las dos veces que perdió ante los Gigantes durante la Serie Mundial cuando lanzaba la pasada temporada para los Vigilantes de Texas, que al final fueron los derrotados.

Mientras que Pence pegó tres imparables y produjo dos carreras para mejorar su promedio de bateo a .360 desde su llegada a los Filis.

El abridor de los Gigantes, Madison Bumgarner, que había sido el un héroe de postemporada para el equipo de San Francisco, se recuperó después de recibir dos jonrones en un juego apenas por segunda ocasión este año y la primera desde el pasado 15 de junio.

Bumgarner (6-11) retiró a 13 de 14 bateadores tras el jonrón de Mayberry. Lanzó durante ocho entradas en las que permitió seis imparables y dos bases por bolas y ponchó a nueve, pero no pudo evitar la derrota.

Pujols pegó el vigésimo quinto jonrón de la temporada y se quedó a un triple de completar el ciclo de bateo en el partido que los Cardenales ganaron por 7-4 a los Marlins de Florida.

El primera base dominicano llegó al partido con una racha de 14-1 de gira con los Cardenales, pero en Miami reaccionó y volvió a ser productivo para su equipo que lucha por el liderato de la División Central, que ahora está en poder de los Cerveceros de Milwaukee (62-50), que tuvieron jornada de descanso.

El primera base dominicano recibió base por bolas y anotó en la primera entrada, pegó sencillo y anotó en la tercera, bateó un jonrón en la cuarta y un doblete en la sexta.

Pujols, que se fue de 4-3 con tres carreras anotadas y una impulsad, también hizo una atrapada a guante volteado para iniciar una doble matanza, que ayudó a asegurar la victoria de los Cardenales (59-33), que están a tres juegos de los Cerveceros.

Mientras, que Pujols puso el bateo explosivo, seis relevistas se combinaron para lanzar seis entradas y ayudar a que los Cardenales se quedan con el triunfo.

David Freese de los Cardenales se apuntó una difícil carrera remolcada para irse adelante cuando lo golpeó un lanzamiento en el casco con las bases llenas en la tercera entrada. Eso puso arriba por 4-3 a los Cardenales, pero la acción le costó salir del partido con una leve conmoción cerebral.

El abridor de los Cardenales, Kyle Lohse, dejó el partido luego de tres entradas, aunque sus compañeros le dieron la ventaja 7-3. Permitió siete imparables, regaló tres bases por bolas e hizo 74 lanzamientos.

Kyle McClellan (9-6) reemplazó a Lohse y lanzó tres episodios sin carrera para quedarse con el triunfo.

Los Marlins pegaron 14 imparables, incluyendo cinco dobletes, pero dejaron a 12 corredores en las almohadillas, entre ellos estuvieron los bates latinos encabezados el campocorto dominicano Emilio Bonifacio que se fue de 5-1 con una carrera anotada y el segunda base venezolano Omar Infante de 3-3 con una anotada y una impulsada.

Pero Infante tuvo que abandonar el partido con una fractura en el dedo medio de la mano derecha.

La derrota se la quedó el abridor Clay Hensley (1-4), en su cuarta apertura desde que entró en la rotación, procedente del bullpen, lanzó dos entradas y un tercio y permitió seis carreras para incrementar su promedio de efectividad de 3,09 a 4,46.

El primera base dominicano Carlos Peña conectó uno de los tres jonrones que pegaron los Cachorros de Chicago y también recibió una base por bolas con la casa llena durante una ofensiva de tres carreras en la parte alta de la octava entrada para que su equipo venciese 7-6 a los Piratas de Pittsburgh, el quinto triunfo seguido.

Peña, el receptor boricua Geovany Soto y Blake DeWitt botaron la pelota fuera del parque, para que los Cachorros llegasen a 10 en la barrida durante cuatro encuentros, la primera de los Cachorros sobre Pittsburgh en 52 años.

Los Piratas, primeros del Centro de la Liga Nacional hace apenas 10 días, han perdido nueve de sus últimos 10 juegos, y han hilado siete derrotas consecutivas.

El abridor de los Piratas, James McDonald, cumplió una labor de siete entradas por primera vez en lo que va de temporada, y remolcó las tres primeras de su vida durante un racimo de seis en la cuarta.

Daniel McCutchen lo relevó en el octavo episodio y no pudo retirar a ninguno de sus tres enemigos. Todos anotaron para permitir que los Cachorros viniesen de atrás y remontasen el marcador adverso de 4-6.

El bateo oportuno de los Cachorros tuvo además de Peña, que se fue de 3-1 con anotada y dos impulsadas, a sus compatriotas Castro que se ligó imparable en cinco viajes al plato y Aramis Ramírez de 4-1 con remolcada, mientras que Soto también conecto hit, anotó e impulsó carrera.

En otro partido de la jornada de la Liga Nacional, los Rockies de Colorado ganaron por 6-3 a los Nacionales de Washington.