El mundo del baloncesto de la NBA no pasa por su mejor momento y especialmente en lo que se refiere al conflicto laboral que tiene paralizadas todas las actividades dentro de la liga y hasta el nuevo entrenador de los Pistons de Detroit, Lawrence Frank, en su presentación tuvo que hablar de "recuerdos".

Frank, como ya se había anticipado hacer varias semanas fue el elegido para ser el nuevo entrenador de los Pistons, y cuando le tocó hablar a los periodistas, debido al cierre patronal que impide cualquier tipo de comentario o valoración relacionada con los jugadores, admitió que no podía decir nada.

"En circunstancias normales podríamos estar discutiendo todo tipo de aspectos deportivos y de futuro, pero en estos momentos todo es diferente y especial y me tocará hablar de cosas que para mi son muy importantes porque me han permitido llegar donde estoy ahora", señaló Frank, que llega para comenzar su segunda etapa como entrenador de la NBA después de la experiencia vivida con los Nets de Nueva Jersey.

De ahí, que a Frank, que el próximo 23 de agosto cumple 41 años, le tocó hablar sobre todo lo que le había enseñado y significado su última experiencia como entrenador asistente con Doc Rivers, el responsable de los Celtics de Boston.

"Esto será un poco difícil, debido a la situación en la que estamos", admitió Frank al comienzo de su rueda de prensa. "No puedo hablar cosas específicas o sobre los jugadores, así que tendré que ser más impreciso de lo que usualmente soy".

Los Pistons, sin embargo, atraviesan un momento difícil. En las dos últimas temporadas, tuvieron marca general de 57-107 y la campaña de 2010-11 estuvo repleta de incidentes de indisciplina y mala conducta por parte de algunos jugadores que eran importantes para el éxito deportivo del equipo.

"Nuestra primera tarea es encaminar de nuevo a la franquicia por el camino positivo", destacó Joe Dumars, el presidente del equipo. "Lawrence es no sólo un gran profesional sino también un profesional con carácter que sabe como dialogar y trabajar con los jugadores".

Frank, que fue el entrenador más joven que llegó a la NBA cuando se hizo cargo de los Nets, estuvo al frente del equipo de Nueva Jersey desde la temporada del 2003 hasta la del 2009 para llevarlos cuatro veces a la fase final.

Sin embargo, ahora llega a un equipo sin "control" durante las últimas tres temporadas, primero bajo la dirección de Michael Curry y luego con John Kuester, que sufrió todo tipo de revueltas por parte de los jugadores.