Kaká y Ángel Di María participaron hoy en un acto promocional de una marca deportiva en Tianjin, donde los blancos jugarán su último partido de pretemporada antes de medirse al Barcelona en la Supercopa de España.

En un acto sin preguntas al que asistieron cerca de un centenar de aficionados chinos, el brasileño aseguró que todas las iniciativas solidarias hechas por futbolistas "son necesarias y muy beneficiosas para aquellos que lo necesiten".

Tras el acto ambos jugadores firmaron artículos deportivos y estuvieron con parte de la afición presente. Después ambos se dirigieron al hotel Westin, donde se alojan, para dirigirse junto con sus compañeros al Estadio Olímpico de Tianjin, donde realizarán el primer entrenamiento en la ciudad.

Los de Mourinho llegaron a Tianjin en la madrugada de hoy tras derrotar por 1-7 al líder de la liga china, el Guangzhou Evergrande, en un partido sin historia en el que el técnico portugués probó el teórico equipo titular de la Supercopa.