El amistoso entre el Barcelona español y el Chivas Guadalajara mexicano logró hoy superar el récord histórico de asistencia a un partido de fútbol en Florida, después de que hiciera lo propio el choque ante el Manchester United inglés del pasado sábado en Washington.

Más de 70.000 personas acudieron al Sun Life Stadium, en las afueras de Miami, para ver un nuevo partido del torneo amistoso Herbalife World Football Challenge.

El encuentro entre los gigantes del fútbol español y mexicano superó al anterior registro histórico, que databa de mayo de 1994, cuando la selección de Colombia y el Milán se enfrentaron ante 57.724 espectadores en el ya desaparecido Orange Bowl de Miami.

Aquel Milán, dirigido por Fabio Capello, llegó a Miami días después de aplastar 4-0 al Barcelona en la final de la Liga de Campeones y era la sensación del fútbol mundial.

Algo parecido ocurre ahora. El Barcelona acapara la atención futbolística por sus títulos, estilo de juego y alinear a varios integrantes de la España campeona del Mundo en Sudáfrica 2010.

Una de las admiradoras del equipo catalán es la joven nicaragüense Rebeca Valle, que aseguró que para ella el Barcelona es el mejor equipo del mundo y Messi el jugador más grande.

"Messi tiene más dinámica, es el que construye en la cancha, junto con Xabi, y anota los goles. Es el preferido de todos", dijo.

Muchos latinoamericanos se acercaron al Sun Life Stadium a ver al equipo azulgrana, como el colombiano David Palomino, que explicó que es seguidor del Barcelona por "su historia, tradición y la pasión" que muestran en el terreno de juego.

El interés que despierta el último ganador de la Champions Liga excede a cualquier otro evento futbolístico que se haya disputado en el denominado Estado del Sol.

El encuentro entre Barcelona y Chivas Guadalajara ha congregado unas 13.000 personas más que el entonces campeón de Europa comandado por Boban y Savivevic.

Quedaron lejos el partido de 1992 entre las selecciones de EE.UU. y la Unión Soviética (30.386 espectadores) o el programa doble de la Copa de Oro 2009 con los choques Costa Rica-Canadá y El Salvador-Jamaica (17,269 personas).

Y es que el equipo de Guardiola Barcelona va de récord en récord, pues el sábado pasado la repetición de la última Champions ante el Manchester United reunió a 81,807 personas, mejor marca de un partido de fútbol en el área de Washington DC.

La conocida ausencia de los internacionales del Barcelona que participaron en la anterior Copa América como Messi, Alves o Mascherano no menguó el interés en el equipo entrenado por Pep Guardiola en un estado donde no hay ningún equipo en la liga profesional MLS.

Miami, una ciudad con un porcentaje de población latina cercano al 75 por ciento, el fútbol no llama especialmente la atención y es superado por el béisbol, baloncesto o fútbol americano, pero este Barcelona ha superado todas estas barreras.