La Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) de Portugal decidió suspender esta mañana la cotización de las acciones del Benfica en la Bolsa lusa debido a la reciente venta al Zaragoza del cancerbero español Roberto Jiménez por 8,6 millones de euros.

El regulador financiero luso decretó la suspensión de las acciones del club lisboeta hasta la "divulgación de información relevante", a pesar de que éste último ya emitió un comunicado para aclarar que la operación es fruto de la firma de dos contratos.

Los 8,6 millones de euros que el Zaragoza ha pagado al Benfica por Roberto, que fue muy criticado la pasada temporada por sus desafortunadas actuaciones, ha generado sorpresa en el fútbol portugués.

En su nota al mercado, la entidad de La Luz aclaró que la trasferencia del guardameta madrileño, que había sido comprado al Atlético de Madrid en junio de 2010 por 8,5 millones de euros, fue concluida gracias a dos contratos: uno con el Real Zaragoza y otro con una sociedad de derecho español.

Asimismo, indicó que la transacción se pagará por fases y "será efectuada de forma fraccionada" a través de "títulos de crédito".

Sin embargo, la CMVM apreció insuficientes las aclaraciones prestadas al mercado esta mañana y solicitó al Benfica explicaciones más concretas respecto a la cuantía de ambos contratos.

El propio Zaragoza, que se encuentra en concurso de acreedores por sus problemas económicos, ya explicó que no fue el propio club español en comprar la totalidad del pase del jugador y sí un fondo de inversión especializado en el mercado futbolístico.

De este modo, la entidad aragonesa adquirió los derechos federativos del futbolista y el fondo de inversión, al que vinculan con el conocido empresario portugués Jorge Mendes, se queda con los derechos económicos.