El abridor dominicano Ervin Santana lanzó ruta completa y aceptó ocho imparables sólo una salida después de haber trabajado un juego sin permitir incogible, pero llevó a los Angelinos de Los Ángeles a una victoria por 5-1 sobre los Mellizos de Minnesota.

Santana (7-8) trabajó nueve episodios, permitió ocho imparables, una carrera, dio dos pasaportes y retiró a siete por la vía del ponche para apuntarse la victoria.

El lanzador dominicano enfrentó a 36 enemigos, a quienes dominó con 121 envíos, 78 de ellos a la zona perfecta, y dejó en 3,32 su promedio de efectividad.

Santana no pudo igualar la marca de Johnny Vander Meer, que consiguió juegos consecutivos sin permitir imparable en la campaña de 1938, con los Rojos de Cincinnati.

El miércoles pasado Santana lanzó joya de partido al no permitir incogible en su triunfo por 3-1 sobre los Indios de Cleveland.

En el ataque el primera base Mark Trumbo (20) y el guardabosques Torii Hunter (14) se volaron la barda para respaldar a Santana.

La derrota fue para el abridor Brian Duensing (8-9) en seis episodios, permitió ocho imparables, dos jonrones, cinco carreras, dio dos pasaportes y retiró a tres por la vía del ponche.