Uruguay goleó hoy a Ecuador por 8-2 y se jugará mañana contra la selección de Argentina el pase a las semifinales de las eliminatorias suramericanas para el Mundial de Fútbol Playa, que la FIFA organizará en septiembre en la ciudad italiana de Ravena.

El combinado charrúa, uno de los equipos favoritos, estaba obligado a ganar para mantener intactas sus aspiraciones de acceder a las semifinales del torneo y optar a uno de los tres cupos suramericanos para el Mundial.

Uruguay se benefició de la victoria por 2-0 de Argentina contra Colombia, que mañana deberá vencer a Ecuador y esperar un tropiezo uruguayo para alcanzar la segunda plaza del grupo B y llegar a las semifinales de la competición, que se celebra en la turística playa de Copacabana, en Río de Janeiro.

"Fue un partido táctico, de mucha concentración. No podíamos fallar porque queríamos llegar al partido de mañana en condiciones de luchar por el liderato para no enfrentarnos a Brasil en semifinales", dijo Francisco Petrasso, entrenador argentino, a la conclusión del choque.

Estos resultados permitieron a la selección albiceleste certificar de forma matemática su pase a la siguiente ronda y mantener el primer puesto con seis puntos, tres más que Uruguay, su inmediato perseguidor.

En el grupo A, Chile y Venezuela luchan por adjudicarse la segunda posición y acompañar a las semifinales del torneo a Brasil, asentado con comodidad en lo alto de la tabla y que hoy disfrutó de una jornada de descanso.

En un intrascendente choque, Paraguay goleó a Perú por 9-5 en un encuentro en el que los dos equipos se jugaban la honrilla para no concluir la competición como farolillo rojo después de desperdiciar días atrás sus opciones para acceder a la siguiente ronda.

La jornada de mañana tiene los siguientes partidos: Ecuador-Colombia, Venezuela-Paraguay, Uruguay-Argentina y Brasil-Chile.