El jardinero cubano americano Raúl Ibáñez y el venezolano Gerardo Parra cerraron el fin de semana con un mensaje sobre el peligro del poder de los bates latinoamericanos, al pegar dos cuadrangulares cada uno.

Ibáñez conectó dos cuadrangulares para encender el ataque de los Filis de Filadelfia, que vencieron 6-5 a los Piratas de Pittsburgh.

Ibáñez (16), que ligó dos jonrones para los Filis, inició el ataque en la segunda entrada sobre el abridor Jeff Karstens sin corredores en circulación ni outs en la pizarra.

El jardinero hispano de los Filis volvió a pegar en el octavo episodio sobre el relevo dominicano José Veras, con un corredor por delante cuando el lanzador pretendía acabar la entrada sacando el tercer out.

La victoria le correspondió al cerrador dominicano Antonio Bastardo (4-0) en un episodio, ponchando a uno.

Mientras que Parra pegó dos cuadrangulares para los Cascabeles de Arizona, que derrotaron 6-3 a los Dodgers de Los Ángeles.

Parra (7) le dio forma al ataque de los Cascabeles, que sumaron dos victorias seguidas, pegando par de vuelacercas.

El ataque del venezolano inició en el segundo episodio contra los lanzamientos del abridor dominicano Rubby de la Rosa, solitario.

En la octava entrada pegó contra el relevo taiwanés Hong-Chih Kuo, llevando a un corredor por delante, y un out en la pizarra.

Mientras que el guardabosques dominicano Alfonso Soriano pegó batazo de vuelta entera y llevó a los Cachorros de Chicago a una victoria por 6-3 sobre los Cardenales de San Luis.

Soriano (17) pegó en la novena entrada sobre el cerrador Kyle McClellan, con un corredor por delante.

El dominicano sacó la pelota a la calle sobre la barda del jardín izquierdo para cerrar la cuenta de los Cachorros.

El primera base dominicano Edwin Encarnación jonroneó para iniciar el ataque de los Azulejos de Toronto, que derrotaron 7-3 a los Vigilantes de Texas.

Encarnación (9) conectó en el primer episodio contra los envíos del abridor C.J Wilson llevando a un corredor por delante.

El dominicano estudió la serpentina de Wilson y en su oportunidad hizo contacto con la bola para sacarla a la calle sobre la barda del jardín izquierdo cuando había dos outs en la pizarra.

En Detroit, la dupla venezolana integrada por el guardabosques venezolano Magglio Ordóñez y el segunda base Carlos Guillén jonroneó y se convirtió en la clave para que los Tigres de Detroit vencieran 3-2 a los Angelinos de Los Ángeles.

Ordóñez (4) conectó batazo de vuelta entera en el tercer episodio llevando a un corredor por delante.

El toletazo de Ordóñez voló por el jardín izquierdo en castigo a los lanzamientos del abridor Jered Weaver, con dos outs.

En la séptima entrada tocó turno a Guillén (2) y también sacó la pelota ante Weaver, sin corredores en los senderos.

El cerrador dominicano José Valverde (28) lanzó un episodio, dando un base y se acreditó el rescate para dejar en 2,98 su promedio de efectividad.

El guardabosques dominicano Emilio Bonifacio pegó batazo de cuatro esquinas para sellar el triunfo de los Marlins de la Florida, que ganaron 3-1 a los Bravos de Atlanta, que sumaron su derrota número 10.000 en la historia de la franquicia.

Bonifacio (2) conectó su segundo vuelacercas en la campaña al superar los lanzamientos del abridor Tommy Hanson. El dominicano cazó a Hanson y le desapareció la pelota por el jardín derecho durante el quinto episodio, solitario.

El cerrador dominicano Leo Núñez (30) lanzó un episodio, permitió un imparable y retiró a uno por ponche para conseguir el rescate.

Núñez hizo 15 envíos, 13 para strike contra cuatro enemigos y dejó en 3,33 su promedio de efectividad.

En la lomita, el abridor venezolano Freddy García trabajó seis episodios y llevó a los Yanquis de Nueva York a un triunfo por 4-2 sobre los Orioles de Baltimore.

García (10-7) lanzó seis episodios, permitió cinco imparables, dos carreras, dio dos bases y ponchó a seis.

El serpentinero venezolano controló a 24 enemigos con 95 envíos, 59 a la zona perfecta del strike y cuando descendió de la lomita dejó en 3,22 su promedio de efectividad.

El cerrador panameño Mariano Rivera (27) lanzó la última entrada perfecta para apuntarse el rescate. Rivera hizo 13 envíos, ocho a la zona del strike contra tres enemigos.

El abridor dominicano Johnny Cueto lanzó bola de tres incogibles en labor de ruta completa para dirigir a los Rojos de Cincinnati a una victoria por 9-0 sobre los Gigantes de San Francisco.

Cueto (7-4) lanzó nueve episodios, permitió tres imparables, dio una base y retiró a seis por ponche en trabajo de nueve episodios para acreditarse la victoria y ayudar a los Rojos a conseguir "barrida" sobre los Gigantes.

El serpentinero dominicano completó su labor con 111 envíos, 82 a la zona del strike para dejar en 1,72 su promedio de efectividad.

Cueto, que se perdió el primer mes de la temporada debido a irritación en zona superior del brazo derecho hizo descender su efectividad de 1,88 a 1,72 con su primera blanqueada desde que dejó 9-0 a los Piratas de Pittsburgh, el 11 de mayo del 2010.

El mexicano Alfredo Aceves se acreditó la victoria de los Medias Rojas de Boston, que vencieron 5-3 a los Medias Blancas de Chicago.

Aceves (7-1) lanzó un episodio, dio una base, ponchó a uno y completó su labor con 25 envíos, 14 perfectos.

El relevo venezolano Francisco Rodríguez también se apuntó la victoria de los Cerveceros de Mulwaukee, que vencieron 5-4 a los Astros de Houston.

Rodríguez (4-2) trabajó un episodio para acreditarse el triunfo al permitir un imparable, una carrera, dio una base y ponchó. El venezolano dominó a cinco enemigos con 20 lanzamientos, 10 perfectos.