El Corinthians, líder hace varias semanas del Campeonato Brasileño pero que ha venido quemando su ventaja gradualmente, cayó hoy por 3-2 en su visita al Avaí, uno de los colistas amenazados con el descenso, y dejó que el Flamengo, del campeón mundial Ronaldinho Gaúcho, se le ubicara a apenas un punto.

El Flamengo no perdonó el pinchazo del líder y, con su victoria del sábado por 2-0 sobre el Gremio y una nueva actuación brillante de Ronaldinho Gaúcho, artillero de la Liga con 9 goles, ahora le pisa los talones al Corinthians y amenaza con desalojarlo de la punta.

Flamengo y Corinthians son, en esa orden, los clubes más populares de Brasil, y la reducción al mínimo de la ventaja entre los líderes encendió de morbo la Liga brasileña tras completarse este domingo la decimotercera jornada.

El Corinthians, que aún tiene un partido pendiente, apenas necesitaba cumplir los pronósticos e imponerse a un irregular Avaí que era el penúltimo en la clasificación y aún se encuentra en posición crítica, por estar entre los cuatro amenazados con el descenso a la segunda división.

El visitante dio muestras de que estaba dispuesto a mantener su ventaja en el liderato y abrió el marcador a los 30 minutos del primer tiempo por intermedio de Emerson Sheik.

La posible victoria del Corinthians era considerada como cierta al final del primer tiempo ante la apatía de un Avaí que poco atacaba pese a su necesidad de sumar puntos en el estadio Ressacada de la ciudad de Florianópolis.

Pero el Avaí, animado por sus hinchas y tras nuevas instrucciones en el vestuario y las modificaciones introducidas por el entrenador Alexandre Gallo, reaccionó en el segundo tiempo y no apenas consiguió igualar el marcador sino que se puso en ventaja por 3-1 con un gol de William y dos de Rafael Coelho.

El Corinthians luchó por el empate en los últimos minutos del partido pero apenas consiguió que Jorge Henrique anotara un segundo gol insuficiente para evitar su segunda derrota en el Campeonato Brasileño este año.

El resultado aumentó el invicto del Avaí en partidos con el Corinthians en la Ressacada válidos por el Campeonato Brasileño.

El traspiés del líder animó al Flamengo, que el sábado ya había hecho su tarea al imponerse por 2-0 al Gremio.

La estrella del partido del sábado en el estadio Engenhao de Río de Janeiro fue Ronaldinho Gaucho, que anotó el segundo de los goles del Flamengo, le dio el pase a Thiago Neves para el primero y ayudó a los locales a vencer y a mantenerse como los únicos invictos hasta ahora de la Liga.

La actuación de Ronaldinho Gaúcho generaba gran expectación debido a que los hinchas locales esperaban verificar si el fútbol vistoso del exjugador del Barcelona español el pasado miércoles, cuando el Flamengo venció a domicilio por 5-4 al Santos con tres goles del atacante, había sido algo aislada o una muestra de que finalmente recuperó el nivel que lo hizo famoso.

El exjugador de la selección brasileña correspondió a las expectativas y brilló precisamente en su primer partido contra el Gremio, el club en el que se formó profesionalmente, al que juraba amores en Brasil y que le sirvió de plataforma para conquistar el fútbol europeo.

Tanto el Corinthians como el Flamengo se favorecieron de la derrota que sufrió el Sao Paulo por 0-2 en casa frente a un ascendente Vasco da Gama.

El Sao Paulo era el segundo en la clasificación y una victoria en casa este domingo lo hubiera dejado en la punta con el mismo número de puntos que el Corinthians.

Pero un disciplinado Vasco que aprovechó las pocas oportunidades que creó derrotó al Sao Paulo en pleno estadio Morumbí y se metió entre los cinco primeros de la clasificación, a apenas cuatro puntos de distancia del líder.

El Vasco comandado por Ricardo Gomes, el técnico dimitido este año por el Sao Paulo, consiguió neutralizar al campeón mundial Rivaldo y a la joven revelación Lucas y tan sólo necesitó dos efectivos contragolpes para vencer a domicilio con goles de Eder Luis y Felipe.

El Fluminense, vigente campeón brasileño, volvió a pisar firme este domingo en la Liga con una goleada por 4-0 sobre el Ceará en el estadio Engenhao de Río de Janeiro.

El internacional Rafael Sobis debutó con un gol en su primer partido con la camisa del Fluminense. La goleada fue completada por Fred, Souza y Rafael Moura.