La tenista estadounidense Serena Williams venció por 7-5 y 6-1 a la francesa Marion Bartoli, novena el mundo, en la final del torneo de Stanford (California) para conseguir su primer título individual en lo que del año.

La menor de las Williams solo tuvo oposición en el primer set, que se decidió en el duodécimo juego, cuando le rompió el servicio a Bartoli.

Pero en la segunda manga no tuvo color ya que Serena Williams salió arrolladora con su saque y también resto muy bien para romper el de Bartoli por dos veces consecutivas y dejar un parcial de 5-0.

Bartoli perdió la concentración y fuerzas y nada pudo hacer para impedir que Williams la ganase por tercera vez en los cuatro enfrentamientos que han tenido y no pudo conseguir la hazaña de repetir triunfo como el que logró en el pasado Wimbledon.

El partido, que duró una hora y 22 minutos, dejó a Williams con 11 aces por tan solo tres para Bartoli, que además cometió ocho dobles faltas por tan solo dos de la tenista estadounidense.

La menor de las hermanas Williams dio un paso más en su recuperación dentro de la clasificación mundial y además estar lista para cuando llegue el próximo mes el Abierto de Estados Unidos.

La exnúmero uno del mundo, ganadora de 13 título de Grand Slam, que llegó al torneo de Stanford, disputado en pista rápida, sin ser por primera vez cabeza de serie, al margen de llevarse un premio en metálico de 111.000 dólares, también consiguió 470 puntos para la clasificación mundial de la WTA.

Tras un año de lesiones y solo diez partidos después de su reaparición, Serena comentó que el triunfo era "solo el principio" y que pretende seguir jugando "a este mismo nivel".

Williams volvió a la competición el pasado junio, ganando un partido en Eastbourne antes de caer en segunda ronda y después, como defensora del título alcanzó la cuarta ronda en Wimbledon antes de caer ante Bartoli en dos sets.

Bartoli se llevó un premio de 60.700 dólares y 320 puntos para la clasificación mundial de la WTA.