El chino Sun Yang batió hoy, en Shanghái, el récord del mundo más antiguo, el de los 1.500 metros libre, con un tiempo de 14:34.14, en la final de los Campeonatos del Mundo 2011.

Este récord, en 14:34.56 y en poder del australiano Grant Hackett desde los Mundiales de Fukuoka (Japón) el 29 de julio de 2001, era el más antiguo en la tabla de récords de la FINA.

Tras el chino tocaron el muro el canadiense Ryan Cochrane, con 14:44.46, y el húngaro Gergo Kis, con 14:45.66.